En el segundo trimestre

El Bundesbank alerta de una pérdida de impulso de la economía alemana

La economía alemana experimentó una marcada pérdida de impulso en el segundo trimestre, según reconoce el Bundesbank, que advierte del impacto negativo de las tensiones geopolíticas en la actividad, aunque confía en que la expansión del sector servicios haya compensado este deterioro.

“El repunte económico en Alemania ha perdido marcadamente impulso en los dos primeros meses de la primavera”, señala la entidad en la última edición de su boletín mensual.

En este sentido, el banco central germano apunta al previsible empeoramiento de la construcción tras los buenos datos del invierno, cuando el sector se benefició de unas temperaturas excepcionalmente benignas.

Asimismo, la entidad presidida por Jens Weidmann señala el impacto negativo sobre la actividad en la industria relacionado con efectos de calendario, así como con las tensiones geopolíticas.

De esta manera, al tener en cuenta que el sector servicios continuó su expansión, el Bundesbank calcula que el PIB real de Alemania podría haberse mantenido en el nivel registrado en los tres primeros meses del ejercicio.

Este enfriamiento de la economía alemana se habría traducido en una ralentización en la creación de empleo, ya que la cifra de trabajadores en Alemania durante el pasado mes de mayo se habría incrementado en 21.000 personas, la mitad de la media del incremento observado en los cuatro primeros meses de 2014, según el Bundesbank.