Consecuencias del derribo del avión

Tensión en Ucrania: cómo puede cambiar la relación de Rusia con la UE

Tensión en Ucrania: cómo puede cambiar la relación de Rusia con la UE Ampliar foto

Los Gobiernos británico y holandés han acordado pedir que la Unión Europea (UE) reconsidere su relación con Rusia tras el siniestro del avión malasio en el este de Ucrania, en el que perdieron la vida 298 personas, según informó ha informado un comunicado de Downing Street.

El Boeing-777 de Malaysia Airlines con 298 pasajeros a bordo se estrelló el jueves en Ucrania, en la región oriental de Donetsk, escenario de combates entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes prorrusos. El aparato, que cubría la ruta entre Amsterdam y Kuala Lumpur, fue presuntamente derribado por un misil tierra aire, según los servicios de inteligencia de EEUU, que sin embargo no han podido especificar la autoría del ataque.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Holanda ha confirmado que 193 holandeses fallecieron en el vuelo MH17 en Ucrania y no 192 personas, como había anunciado inicialmente la aerolínea Malaysia Airlines.

Rusia y EE UU piden una investigación sin trabas

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y su homólogo estadounidense, John Kerry, coincidieron hoy en la necesidad de que todas las pruebas relacionadas con el desastre del avión malasio en Ucrania sean puestas a disposición de una investigación internacional.

En una conversación telefónica, los ministros “consideraron imprescindible garantizar una investigación internacional absolutamente sin trabas, independiente y abierta de la catástrofe del avión malasio”, señaló un comunicado de la Cancillería rusa.

También acordaron que “todas las pruebas, incluidas las cajas negras, deben ser proporcionadas para su estudio en el marco de la investigación internacional, y que en el terreno se deben garantizar todas las condiciones necesarias para el acceso de los expertos”.

Obama apunta a Rusia

El presidente de EEUU, Barack Obama, confirmó el viernes que, según la información de inteligencia en su haber, el avión que había salido de Amsterdam con destino a Kuala Lumpur fue abatido por un misil tierra-aire lanzado desde un área controlada por los separatistas respaldados por Rusia en Ucrania.

Obama no involucró directamente a Moscú, pero aseguró que “no es posible para esos separatistas operar de la forma que lo hacen (...) sin equipo sofisticado y un entrenamiento sofisticado y ambos proceden de Rusia”.

El mandatario coincidió, en sendas llamadas telefónicas, con el primer ministro británico, David Cameron, y la canciller alemana, Angela Merkel, en que Moscú afrontará sanciones adicionales si no deja de alentar la inestabilidad en Ucrania.

Gran Bretaña y Holanda piden reconsiderar la relación con Rusia

Los primero ministros de Reino Unido y Holanda han acordado este sábado pedir a la Unión Europea que reconsidere su relación con Rusia ante la evidencia de que los separatistas ucranianos pudieron derribar el avión de Malaysia Airlines.

El primer ministro británico, David Cameron, y su homólogo holandés, Mark Rutte, hablaron por teléfono el sábado por la tarde, según señalaron desde la oficina del primer ministro británico en un comunicado. Cameron y Rutte acordaron “que la UE tendrá que reconsiderar su relación con Rusia a la luz de la evidencia de que los separatistas pro rusos derribaron el avión".

Antes, el secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña había señalado que Rusia debe utilizar su influencia sobre los separatistas ucranianos para mejorar el acceso al lugar donde se encuentran los restos de la aeronave derribada.

El papel mediador de Merkel

La canciller alemana, Angela Merkel, abordó hoy con el presidente ruso, Vladímir Putin, la necesidad de garantizar una investigación independiente en el lugar donde cayó el avión malasio, al tiempo que le apremiaba a ejercer su influencia sobre los separatistas prorrusos del este Ucrania.

Según el viceportavoz del Gobierno de Berlín, Georg Streiter, Merkel y Putin se mostraron de acuerdo, en una conversación telefónica mantenida hoy, en que se debía posibilitar la llegada de una comisión de la Organización Internacional de Aviación Civil al lugar donde se estrelló el aparato tras ser derribado por un misil, el jueves.

Además, Putin coincidió con Merkel en la necesidad de que se reúna lo antes posible el grupo de contacto internacional -integrado por Ucrania, Rusia y representantes de la OSCE- para negociar un alto el fuego.

La OSCE logra acceder a zona del avión

Un grupo de expertos de la OSCE se convirtió hoy en el primer equipo internacional en acceder al lugar donde hace dos días fue derribado el avión malasio en el este de Ucrania, en medio del temor por la posible destrucción de pruebas y el robo de cadáveres denunciado por Kiev.

Según pudo constatar Efe, los investigadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) se internaron en el campo abierto junto a la localidad de Grabovo, en la región de Donetsk, donde permanecen desperdigados los cuerpos de las 298 víctimas del siniestro y los restos del avión.

El grupo, al que ayer le fue denegado el acceso, consiguió hoy visitar la zona a pie tras mantener una discusión con los milicianos armados que custodian el lugar, aunque se quejó de las trabas que les pusieron los rebeldes prorrusos.

 “Si ustedes no me dejan hacer mi trabajo me quejaré a (Alexandr) Borodái (líder de los insurgentes prorrusos)”, se dirigió a un comandante de las milicias el suizo Alex Hug, jefe de la misión internacional de la OSCE para Ucrania.

En las últimas horas se ha anunciado un acuerdo por el que los rebeldes prorrusos permitirán los trabajos en un radio de 20 kilómetros.

Indignación por la posible desaparición de cuerpos

El ministro malasio de Transporte, Liow Tiong Lai, ha reclamado que se proteja la integridad de la zona donde están los restos del avión abatido de Malaysian Airlines en el este de Ucrania.

Liow lamentó que la zona no haya podido ser acordonada para evitar el paso de intrusos, después de que el Gobierno de Kiev acusara a los rebeldes prorrusos que la controlan de llevarse 38 cuerpos y destruir pruebas.

El Gobierno ucraniano ha denunciado que los milicianos que controlan la zona se han llevado 38 cuerpos de las víctimas del avión y han destruido pruebas que los incriminarían.

Londres pide a Rusia que cumpla con sus obligaciones

El ministro británico de Exteriores, Philip Hammond, advirtió hoy al presidente ruso, Vladímir Putin, de que el mundo observa a Rusia para asegurar que cumple con sus obligaciones hacia las víctimas del siniestro del avión malasio en el este de Ucrania y en el que fallecieron sus 298 ocupantes.

En una declaración, Hammond dijo que es cada vez más probable que el aparato fue derribado por un misil disparado por los rebeldes prorrusos en el este de Ucrania.

Hammond insistió en que la prioridad del Reino Unido es asegurar que las víctimas sean tratadas con “respeto y dignidad” cuando sus cuerpos sean retirados del lugar donde cayó el avión.