La IATA responsabiliza a Ucrania por no haber cerrado el espacio aéreo

EE UU cree que el avión fue derribado deliberadamente por los prorrusos

Imagen del espacio áreo europeo actual.
Imagen del espacio áreo europeo actual.

Estados Unidos aseguró hoy en el Consejo de Seguridad de la ONU que todo apunta a que el avión de Malaysia Airlines siniestrado en Ucrania fue derribado de forma deliberada por un misil disparado desde un área bajo control de las milicias prorrusas.

“El avión (...) fue probablemente derribado por un misil tierra-aire, un SA-11, operado desde una zona controlada por separatistas en el este de Ucrania”, dijo la embajadora estadounidense, Samantha Power.

La representante de EE UU recordó al Consejo que las milicias prorrusas disponen de la tecnología necesaria para ese tipo de ataque y ya han derribado aviones ucranianos durante el conflicto. Además, Power apuntó que el mismo día en el que la aeronave fue derribada, se vio a rebeldes con sistemas de misiles SA-11 en la misma zona y líderes de las milicias asumieron ayer en redes sociales haber alcanzado un avión, mensajes que luego borraron.

La embajadora estadounidense señaló también que, dada la complejidad técnica de este tipo de armas, parece “poco probable” que los separatistas pudiesen utilizarlas por si solos, por lo que aseguró que “no se puede descartar asistencia técnica de personal ruso”.

Power urgió a Moscú a hacer todo lo posible para poner fin al conflicto en el este de Ucrania y aseguró que “Rusia puede terminar con esta guerra”.

Reino Unido, Australia y Francia defendieron en sus intervenciones posturas similares a la estadounidense, mientras que China pidió no sacar conclusiones precipitadas sobre el siniestro.

Por su parte, la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) ha responsabilizado al gobierno de Ucrania del siniestro del vuelo MH17 de la Malaysian Airlines por no haber cerrado el espacio aéreo a pesar del conflicto existente con los separatistas prorrusos en el este del país.  “Las compañías aéreas dependen de los gobiernos y de las autoridades de control aéreo para avisarlas de qué espacio aéreo está disponible para volar, y ellas se organizan en función de esos límites”, señaló el director general y ejecutivo de la IATA, Tony Tyler, citado en un comunicado.

“Es muy parecido a conducir un coche. Si la carretera está abierta, asumes que es segura. Si está cerrada, buscas una ruta alternativa”, agregó el director general.