Los líderes europeos tratan hoy acordar el reparto de altos cargos

Guindos podría convertirse hoy en nuevo presidente del Eurogrupo

El ministro de Economía, Luis de Guindos, bebe agua en una foto de archivo. Ampliar foto
El ministro de Economía, Luis de Guindos, bebe agua en una foto de archivo. EFE

El nuevo presidente de la Comisión Europea no asumirá el cargo hasta el próximo 1 de noviembre, tras una segunda votación en el Parlamento Europeo (prevista para octubre) sobre el conjunto de los comisarios. Pero desde hoy mismo, durante la cumbre europea que se celebra en Bruselas, comenzará una dura negociación con los 28 Gobiernos de la UE sobre la nueva composición del organismo europeo.Entre ellos estará el de presidente del Eurogrupo, la reunión informal de ministros de Economía de la zona euro. 

Los líderes europeos deben elegir además al nuevo Alto Representante de la UE para la Política Exterior y al presidente del Consejo Europeo. “La intención es llegar a un acuerdo sobre un paquete completo, incluyendo a los sucesores de Catherine Ashton y de Herman Van Rompuy”, explican las fuentes consultadas. La presidencia del Eurogrupo, añaden, “podría ser parte de este paquete”.

La negociación para la elección de Guindos como presidente del Eurogrupo “va bien” aunque “no es seguro que salga este miércoles” y podría retrasarse al otoño, señalan estas fuentes gubernamentales. De hecho, los líderes europeos podrían limitarse este martes a nombrar al Alto Representante, el único cargo que tiene que pasar el examen de la Eurocámara en septiembre, y aplazar el resto a después del verano por la falta de acuerdo sobre la presidencia del Consejo Europeo.

Después de que Alemania haya dicho que no ve “prioritario” convertir la presidencia del Eurogrupo en un cargo a tiempo completo, es improbable que los líderes europeos aprueben este miércoles este cambio institucional, que supondría el nombramiento inmediato de Guindos y su salida del Gobierno. Ello significa que Guindos seguirá como ministro de Economía, al menos de momento, y que para ser jefe del Eurogrupo necesita que se vaya el actual titular del cargo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, cuyo mandato expira en junio de 2015.

La salida de Dijsselbloem podría ser inmediata si se confirma que el Gobierno holandés tiene intención de nombrarlo comisario en el equipo de Juncker. El luxemburgués ha prometido a los socialistas que les asignará la cartera de Asuntos Económicos, puesto al que podría optar Dijsselbloem, pero compite con el ex ministro de Finanzas francés, Pierre Moscovici. Si el holandés se queda en el Eurogrupo, el Gobierno español quiere que los líderes europeos se comprometan ya ahora formalmente a que Guindos será su sucesor el año que viene.

Bandos
Para el puesto de Alta Representante, el primer ministro italiano, Matteo Renzi, con el apoyo de los socialistas, pretende designar a su ministra de Exteriores, Federica Mogherini. No obstante, su candidatura ha chocado con la resistencia de Polonia y los países bálticos, que acusan a Roma de tener una actitud demasiado complaciente hacia Rusia en la crisis ucraniana. La principal rival de Mogherini es la actual comisaria de Ayuda Humanitaria, la conservadora búlgara Kristalina Georgieva.

Mucho más abierta está la carrera para suceder a Herman Van Rompuy. Ha perdido puntos la primera ministra danesa, la socialista Helle Thorning-Schmidt, aunque todavía está en la carrera. Pero si Mogherini es elegida Alta Representante, el puesto podría acabar en manos de un conservador. El primer ministro irlandés, Enda Kenny, o el polaco, Donald Tusk, están entre los más mencionados, pero también se habla de los ex primeros ministros de Letonia, Valdis Domvrovskis, o de Estonia, Andrus Ansip, o del primer ministro holandés, el liberal Mark Rutte.

Faltan mujeres
En la cumbre participará también Juncker, que previsiblemente pedirá a los líderes europeos que designen a más mujeres para formar parte de su equipo. El presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, ya ha avisado este martes de que el Parlamento no aceptará una Comisión sin suficiente presencia femenina.

 

En cuanto al reparto de puestos dentro del nuevo Ejecutivo comunitario, España aspira a una cartera económica importante, como la de Comercio o Mercado Interior, que previsiblemente será para Miguel Arias Cañete. No obstante, el PSOE ha avisado de que Cañete tendrá “difícil” pasar la audiencia del Parlamento por sus “declaraciones machistas” durante la campaña de las elecciones europeas y ha sugerido al Gobierno que presente a una mujer.