Presenta una deuda de 12 millones de euros

Fotoprix entra en concurso de acreedores

Imagen del stand de Fotoprix.
Imagen del stand de Fotoprix. EFE

La cadena de tiendas de fotografía Fotoprix ha presentado concurso de acreedores en el Juzgado Mercantil de Barcelona, con una deuda de 12 millones de euros con varias entidades bancarias, entre las que figuran BBVA, Banco Sabadell y Deutsche Bank.

La cadena atribuye su situación de insolvencia a la larga crisis del sector debido al cambio de hábitos que ha supuesto la fotografía digital, al peso de las inversiones realizadas para dicha adaptación y a la actitud de la banca.

En la actualidad, el grupo tiene 95 tiendas propias en las que trabajan 224 empleados y además cuenta con una red de 70 franquicias en España.

“Nos han cerrado de golpe las pólizas de descuento por 4,5 millones en los últimos meses y eso ha sido la puntilla tras haberlo intentado todo”, ha declarado el fundador y dueño de la firma, Porfirio González, en declaraciones a La Vanguardia.

Fotoprix tiene la intención de negociar con los acreedores para intentar llegar a un acuerdo, aprobar un plan de pagos con una quita y continuar con su actividad.