El autocontrol en la toma de decisiones genera mejores resultados a la larga

Tus ahorros, ¿mejor a largo plazo?

Tus ahorros, ¿mejor a largo plazo?

No solo el “aquí y ahora” como forma de entender la vida, sino tomando también el futuro como parte activa en la vida de las personas. Y pensando en ese futuro más o menos cercano, el ser humano toma decisiones, decisiones encaminadas a reportarle más y mejores beneficios. Tanto es así, que un estudio llevado a cabo por las universidades de Stanford y Pensilvania (EE.UU) revela que la toma de decisiones pensadas a largo plazo, se convierten en decisiones más sabias y menos incentivadas por las tentaciones.

Este estudio centrado en el autocontrol como base en la toma de decisiones y hecho con la colaboración de 182 personas, desvela que el ser humano prefiere renunciar a una recompensa hoy si en el futuro esa recompensa va a ser mayor. Se trata por tanto de plantear la cuestión no como un esfuerzo sino como una decisión sabia y más beneficiosa.

Los depósitos como forma de obtener rentabilidad a largo plazo

Aunque este mismo estudio destaca que por naturaleza el ser humano tiende a valorar más los beneficios inmediatos, existen formas de obtener mayores beneficios a largo plazo, como por ejemplo con los depósitos. Instrumento financiero para obtener una rentabilidad del dinero depositado de manera sencilla, a plazo fijo.

Depósito a 13 meses de Mediolanum. El medio plazo también es una forma acertada de tomar decisiones. Este depósito ofrece una rentabilidad del 2,00% TAE para dinero nuevo en la entidad, estableciendo en 2.000 euros la inversión mínima y en 200.000 euros la máxima. Además la liquidación de los intereses se lleva a cabo al vencimiento.

Depósito a 36 meses de Banco Finantia Sofinloc. Depósito a largo plazo para ahorradores que cuenten con 50.000 euros como mínimo. Aporta un rendimiento del 2,35% TAE, pudiendo elegir cuándo obtener la liquidación (de forma trimestral, semestral o al vencimiento).

Sin olvidar lo online

Combinar el futuro con el ahorro y lo online también es posible. Contratar productos a través de Internet también es sinónimo de rentabilidad. Tanto las entidades tradicionales como las que operan exclusivamente de manera online son capaces de ofrecer productos a largo plazo con los que el ahorrador puede recibir beneficios.

Depósito IN de La Caixa. Producto con el que obtener un interés del 1,25% TAE en un plazo de 18 meses. Requiere de un capital mínimo de 3.000 euros y como máximo de 150.000 euros. Además la liquidación de los intereses se produce al término del plazo de 18 meses. Con este producto el cliente se beneficia de una cuenta sin comisiones junto con una tarjeta de débito sin cuota anual.

Y ahora con la reforma fiscal ¿qué ocurre?

El Gobierno anunció una nueva reforma fiscal que afectará a los contribuyentes. Además surge un nuevo producto con el que ahorrar a largo plazo: Cuentas Individuales de Ahorro a Largo Plazo. Con este producto los rendimientos estarán exentos de tributación en el IRPF a partir del 2015, para aportaciones que no sobrepasen los 5.000 euros anuales y siempre y cuando la inversión se mantenga 5 años como mínimo.

Además con esta reforma fiscal y en concreto en relación a los depósitos, el porcentaje de retención para aquellos que reciban menos de 6.000 euros en intereses será menor. Por otro lado, atendiendo a los beneficios que genera pensar a largo plazo, fiscalmente hablando, los expertos apuntan a que es mejor obtener la liquidación de los intereses lo más tarde posible ya que según el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se reducirá de manera progresiva el IRPF que se aplicará a los rendimientos de capital.