La multa, de 500.000 euros, será recurrida

La CNMC sanciona a Orange por retrasar la puesta en marcha de la portabilidad fija

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMC) ha sancionado a la operadora de telecomunicaciones Orange con 500.000 euros por la comisión de una infracción grave al retrasar la puesta en marcha de la portabilidad fija.

Según explica la CNMC, Orange incumplió una resolución de la extinta Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) que permitía reducir los plazos para que los usuarios pudieran cambiarse de operadora de telefonía fija sin perder el número, la denominada portabilidad.

El incumplimiento hizo que los nuevos procesos de portabilidad fija se iniciaran cinco meses más tarde de lo previsto.

La portabilidad fija en un día se puso en marcha finalmente el 11 de noviembre de 2013, debido a que Orange no cumplió con la fecha inicialmente fijada, el 1 de julio de 2013.

La CMT entonces impuso a Orange multas coercitivas que ascendieron a unos 510.000 euros por dichos retrasos.

Ahora, una vez finalizado el proceso de instrucción del procedimiento sancionador, la CNMC considera probado que, durante cuatro meses y diez días, Orange retrasó la puesta en marcha de las modificaciones de la portabilidad fija.

Esto supone una “infracción muy grave”, destaca la CNMC, que añade que, como circunstancia atenuante, se estima que la conducta infractora de Orange no le reportó ningún beneficio directo o indirecto.

La CNMC considera que “la multa coercitiva es independiente de las sanciones que puedan interponerse con tal carácter y compatible con ellas”.

En 2013 se portaron casi 2 millones de números de telefonía fija en España.