El valor marca máximos al calor de las recomendaciones

Enagás disfruta de su particular 'rally' en Bolsa

La aprobación de la reforma del gas termina con ascensos para la compañía

Edificio de la compañía Enagás
Edificio de la compañía Enagás

Con más de 40 años de experiencia a sus espaldas, Enagás ya ha demostrado ante los mercados su buen hacer en el terreno nacional. Y tampoco se queda atrás en el plano internacional. La compañía acaba de adjudicarse el gasoducto de Perú, una inversión que supera los 2.600 millones de euros y que afianzará su posición en el exterior, donde ya tiene presencia en México y Chile.

El éxito de Enagás en los negocios está teniendo su reflejo en Bolsa. El grupo español de transporte de gas natural acumula una revalorización de más del 28% en lo que va de año, un particular rally bursátil que se ha intensificado en los últimos días, con la acción marcando máximos históricos en las últimas tres sesiones, alcanzando los 24,25 euros.

Y es que la compañía ha sabido capear el impacto que la reforma del gas, aprobada por el Gobierno el pasado viernes, tendrá en sus cuentas. Calcula que mermará sus ingresos 120 millones de euros de media al año hasta 2020. Una estimación que ha pesado menos en la reacción del mercado que el plan de eficiencia para reducir costes. Es por eso que JPMorgan, Mediobanca y Banco Sabadell han mejorado sus recomendaciones sobre el valor, desde neutral a sobreponderar las dos primeras firmas de análisis, y de vender a comprar Sabadell, que le amplía el precio objetivo hasta los 26,84 euros por título, lo que supone un potencial de retoro del 9,6%. La entidad sostiene que la nueva regulación, que recorta en 238 millones de euros la retribución de las compañías del sector gasístico para neutralizar el déficit de tarifa, “es muy positiva para Enagás”. También le ha elevado el precio objetivo Citi, de 23,13 euros a 30 euros, casi un 30% por encima de su precio actual.

Desde Ahorro Corporación, Luis Padrón, también apuesta por Enagás, “un valor seguro por varias circunstancias, entre ellas una situación financiera muy sólida, acompañada de una generación de caja muy positiva y con una retribución de dividendo muy atractiva, al destinar un 75% a pay out”.

En cuestión de horas, el consenso de Bloomberg ha cambiado radicalmente, y del 48% de los analistas que optaba por comprar el valor hace unos días se ha pasado al 62,1%. El 27,6% recomienda mantener y solo un 10,6%, vender.

En una conferencia con analistas el lunes, el propio presidente de Enagás, Antonio Llardén, reconoció que el nuevo sistema regulatorio del gas, que no será efectivo hasta el próximo mes de enero, “contribuye a garantizar la estabilidad regulatoria del sector”.

Carlos García, director de inversiones de Banca March, no duda de que la compañía se comportará bien ante la reforma, aunque no está tan seguro del efecto en otras empresas del sector. “Los movimientos de las empresas son muy distintos y compañías como Gas Natural, más complejas en cuanto a su input y su output, pueden tener problemas”.

El gasoducto en Cataluña daría más alas al valor

Asimismo, Enagás puede verse favorecida por otro movimiento del Gobierno, aunque esta vez a nivel más internacional. La entrada del gas de Europa por España sería indudablemente beneficioso para la compañía.

Desde la firma gasista destacan la gran posición estratégica de España en el mercado sectorial mundial ya que gracias asu flota de buques y a sus seis plantas de regasificación se puede recibir gas natural de cualquier parte del mundo.

La situación con Ucrania ha vuelto a poner en auge este debate, el ejecutivo español ha insistido en varias veces sobre la prioridad de un nuevo gasoducto por Cataluña: Midcat, que ya cuenta con la etiqueta de “infraestructura de interés comunitario”. Aunque antes de ponerlo en marcha Francia deberá mirar con buenos ojos el proyecto que supondría aportar a Europa el 12% del gas ruso. Enagás es contundente con esta oportunidad y apoya totalmente la iniciativa “Nuestro país recibe gas de 11 países diferentes, por lo que la falta de provisión no sería un problema, sin embargo en ningún momento sustituiríamos al gas ruso sino que lo complementaríamos.”

Otros países según recuerda Carlos García también están interesados en rutas alternativas “La empresa italiana Snam Rete Gas actualmente busca nuevas rutas para el gas a través del Norte de Italia, si lo consigue su crecimiento sería indudable”.

Enagás con presencia en Chile, México y Perú lleva apostando desde 2011 por la internacionalización. El mercado observa sus pasos y, aunque auguran que tenga éxito en el exterior, permanece a la espectativa.