Ebioss, Eurona e Ibercom se unen a Carbures y solicitan su paso al mercado abierto

Gowex genera una desbandada entre las empresas del MAB

Panel del mercado alternativo bursátil (MAB) donde aparece suspendida la cotización de la empresa de redes wifi Gowex.
Panel del mercado alternativo bursátil (MAB) donde aparece suspendida la cotización de la empresa de redes wifi Gowex. EFE

El estallido de Gowex ha generado una desbandada en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Al anuncio realizado por Carbures hace varios meses de que estaba en trámites para dejar el MAB y dar el salto al mercado continuo, se sumaron ayer nuevas compañías:Ebioss, Eurona e Ibercom. Las tres hicieron pública su intención de proponer a sus juntas de accionistas la posibilidad de comenzar a cotizar en el mercado abierto al calor de la Ley de Financiación Empresarial, pendiente de aprobación. Sin embargo, sus títulos no se libraron ayer de las fuertes caídas. Así, los títulos de Eurona retrocedieron un 21,88%, los de Carbures cedieron un 20,79%, mientras que Ebioss se dejó un 7,76% e Ibercom un 4,35%.

Cuando aún no se había cumplido una semana desde el inicio del escándalo de Gowex, tras la publicación de un informe donde se cuestionaban sus cuentas y su modelo de negocio, la dimisión del presidente de la compañía y el reconocimiento de la estafa (en la madrugada del domingo), han hecho saltar todas las alarmas y han contagiado a otras compañías que cotizan en el MAB. En tan solo cinco sesiones bursátiles, las acciones de Eurona se han derrumbado un 38%, las de Ebioss un 35%, mientras que los títulos de Carbures e Ibercom se han desplomando alrededor de un 25%.

Carbures da el primer paso

La empresa de tecnología industrial Carbures fue la primera en anunciar su intención de cotizar en el mercado abierto. Está previsto que esta operación, que supondrá una oferta pública de suscripción (OPS) de 60 millones, se produzca antes de 2015. Por el momento, su consejo de administración ha nombrado coordinador de esta salida a Bolsa a Renta 4 Banco, y ha anunciado que las firmas encargadas de la OPS serán BBVA, Beka Finance, Inversis y Mirabaud, además de Renta 4.

EURONA TELECOM 0,20 1,03%

La dirección de Ebioss Energy, que acaba de cumplir su primer año en el MAB, va a promover en su próxima junta de accionistas iniciar los trámites para cotizar en el continuo. Óscar Leiva, su presidente, explica que “este es un paso lógico que se enmarca dentro de la evolución natural de una compañía que ha madurado en un mercado como el MAB”. Tras consolidar su cartera de proyectos, Leiva asegura que quieren seguir creciendo y expandiéndose, “por ello el mercado continuo es una gran oportunidad que supondrá, además, valor para nuestros accionistas.”

Por su parte, Ibercom ya ha puesto fecha a la junta en la que solicitará su cambio de un mercado a otro. Será el 4 de septiembre después de que a principios de julio el consejo de administración de la compañía analizara la idoneidad, o no, de promover la solicitud de cotización de sus acciones en la Bolsa. Un rumbo al que se sumó también la tecnológica Eurona, al anunciar que propondrá en junta de accionistas su salto al mercado continuo. Tras el escándalo del Gowex, son muchos los inversores que ven con desconfianza a las empresas del MAB y creen que el régimen de supervisión es muy laxo.

Efectos colaterales en el Ibex: BME cae un 3%

La desconfianza que se ha generado entre los inversores por el escándalo de Gowex se ha trasladado en cierto modo hasta el Ibex 35. Al ser el MAB un mercado que depende de BME (Bolsas y Mercados Españoles), esta compañía que cotiza dentro del selectivo madrileño registró ayer un descenso del 3,01%. Fue el valor más castigado del Ibex, que cerró con una caída del 1,1%, hasta los 10.888,5 puntos.

"Más que al Ibex en su conjunto, la situación afecta sobre todo a BME”, comenta el analista de IG Markets, Daniel Pingarrón, quien sostiene no obstante que “el impacto será muy limitado y puntual”. Recuerda que “Pescanova es la referencia más cercana en este sentido y no tuvo un impacto muy importante en el mercado, siendo una empresa más grande que Gowex”.

Javier Barrio, de BPI, opina por su parte que de continuar aflorando informaciones negativas sobre Gowex, “los inversores extranjeros pueden decidir reducir posiciones en España porque ya llueve sobre mojado después de lo de Pescanova”, lo que provocaría nuevas correcciones.

Para Victoria Torre, de SelfBank, “lo que hay es una crisis de confianza porque los inversores se preguntan si es tan fácil engañar al mercado”. Un mensaje en línea con el de Bankinter, que asegura que Gowex podría provocar un “daño reputacional al Ibex”.

Los analistas creen que estos fraudes son casos aislados

El fraude de Gowex o el engaño de Pescanova, compañía en la que también se descubrieron irregularidades en sus cuentas, son casos aislados que no tienen por qué poner en entredicho al resto del mercado, aseguran los analistas.

“Que unos gestores actúen de forma deshonesta no significa que el resto sea igual”, sostiene Jesús Muela, subdirector general de GVC Gaesco Valores. A su parecer, “no se puede juzgar a todo el mundo por el mismo rasero y es injusto que se cargue contra el MAB, ya que los casos de falsedad no dependen del mercado en el que coticen los valores. Es fácil cargar contra un mercado que ha salido en tiempos de crisis”.

Desde el departamento de análisis de Bankinter apuntan que “casos como el de Enron y Worldcom, ambos americanos, demuestran que en cualquier mercado pueden llegar a suceder eventos de esta índole”.

En el caso de la energética estadounidense Enron, la compañía incrementó su valor artificialmente en Bolsa hasta que surgieron rumores sobre las dudosas prácticas de contabilidad que le permitían maquillar sus pérdidas.

Para Muela, el impacto negativo de Gowex sobre el resto de cotizadas del MAB es lo más parecido a “una prima de riesgo por gestión deshonesta”. Un suceso que como resume Victoria Torre, de SelfBank, “es un caso de falsificación de cuentas que ha pillado totalmente desprevenido al mercado”.