Dice que se eliminará el déficit de tarifa de gas existente

Enagás cifra en 120 millones al año el impacto de la reforma del gas

Antoni Llardén, presidente de Enagás.
Antoni Llardén, presidente de Enagás. EFE

Enagás calcula que el real decreto ley aprobado por el Gobierno para atajar el déficit de tarifa generado en el sector gasista restará en sus cuentas 120 millones de euros al año hasta 2020, aunque destaca que la reforma permitirá eliminar el déficit y rebajar los precios de la energía.

El pasado viernes, el Ejecutivo acordó, entre otras medidas, recortar en 238 millones de euros los ingresos del sector para atajar el déficit sin subir los peajes -parte regulada del recibo- a los consumidores.

“La reforma elimina de forma definitiva el déficit de tarifa de gas existente y contribuye a garantizar la estabilidad regulatoria del sector, con el objetivo fundamental de reducir el precio final de la energía en España e incrementar la competitividad de las empresas españolas”, afirma Enagás en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La compañía añade que los cambios regulatorios garantizan un sistema “económicamente sostenible” en el futuro y subraya que ya está tomando medidas para amortiguar el “significativo” impacto que tendrá en sus cuentas.

En este sentido, recuerda que lleva meses trabajando en un Plan de Eficiencia 2014-2020, que supondrá una intensificación del esfuerzo en la reducción y el control de costes realizado desde 2008.

El gestor del sistema gasista asegura que cuenta con una sólida situación financiera, “reconocida por los mercados”, y subraya que ha iniciado un proceso de internacionalización que le permitirá “disponer de beneficios adicionales en los próximos años”.

La firma presidida por Antonio Llardén considera que la reforma responde a la necesidad de adaptar el marco regulatorio del sector a la situación económica actual y a la madurez del sistema gasista español.

“La compañía es consciente de la prioridad del Gobierno por resolver el problema del incipiente déficit de tarifa gasista existente y asume que debe realizar un esfuerzo adicional para contribuir a la estabilidad y la competitividad del sector gasista”, según la misma fuente

En su opinión, el nuevo sistema retributivo incluye factores que lo hacen más predecible y seguro, así como una retribución variable en función de la demanda y establece el periodo regulatorio en seis años.

El año pasado, Enagás obtuvo un beneficio neto de 403,2 millones de euros y unos ingresos de 1.308 millones, el 6,2 y el 9,2 % más, respectivamente, que en 2012.