Adolescentes de institutos participan en un concurso

Miniempresas con grandes, aunque jóvenes, responsables

Foto de familia de los participantes en el concurso de miniempresas.
Foto de familia de los participantes en el concurso de miniempresas.

Un llavero con el que las llaves ocupan poco espacio, un cortavientos que protege de la contaminación o una pulsera en la que se enrollan los cascos para tenerlos siempre a mano y sin nudos, son algunos productos que podrían haber sido el resultado del trabajo de cualquier empresa pero que tienen una peculiaridad. Y es que estos artículos han sido el fruto del trabajo realizado durante el curso por adolescentes de institutos de toda España de entre 14 y 18 años.

Más de 3.600 alumnos han participado en la octava edición del programa miniempresas de la Fundación Junior Achievement (JA), una organización internacional sin ánimo de lucro que trabaja para potenciar el talento de los jóvenes e iniciarlos en el mundo empresarial. A lo largo de la competición, los adolescentes han tenido que elaborar un plan de negocio a partir de su idea y constituir (de verdad) sus compañías.

DryTech, la miniempresa impulsada por cinco jóvenes de segundo de bachillerato del colegio Ramón y Cajal de Madrid, ha sido la ganadora de la edición a nivel nacional y será la representante de España en el concurso internacional que tendrá lugar en Tallín (Estonia) este mes de julio. Su idea, un sistema para impermeabilizar teléfonos móviles, conquistó al jurado por “su capacidad de identificar un problema real de la sociedad actual y plantear una solución práctica a partir de un modelo de negocio viable y solvente”. El año pasado, Sun O’Clock –miniempresa que ganó el concurso nacional con una pulsera que detecta la radiación solar– quedó segunda en la competición europea.

Tras ocho años promoviendo este certamen, el nivel de las candidaturas sigue sorprendiendo a los organizadores. “Nos encontramos con proyectos muy bien armados y absolutamente viables”, explica Blanca Narváez, directora de Junior Achievement en España. La gran mayoría de los alumnos y profesores que han participado en el programa consideran muy útiles las lecciones aprendidas durante la aventura. De hecho, las estadísticas dicen que alrededor del 15% de los jóvenes españoles que han pasado por él termina creando su propia empresa.