Mi toque personal

Enamorado de Madrid y del zapato español

Diego Antoñanzas, fundador de Madrid and You, nacido en la capital hace 42 años

Criarse con diez hermanos le ha ayudado a ser hábil y saber negociar

Enamorado de Madrid y del zapato español

Tenía un buen puesto en Heineken, donde durante ocho años ocupó el cargo de director de relaciones públicas corporativas en España. Sin embargo, decidió reconvertir su carrera y ser emprendedor, como el resto de su familia (tiene diez hermanos). Diego Antoñanzas, madrileño, de 42 años, dirige ahora su propia compañía, Madrid and You, una agencia de visitas guiadas por la ciudad donde lo esencial son las historias que no se cuentan en los libros y en las guías de viaje al uso; esto es, a través de los protagonistas que han vivido y viven en la capital. “Todos tenemos un pasado, y Madrid no es tan monumental como París, Roma o Viena, por lo que las mejores vivencias se encuentran en lo que no se ve, en las historias de las personas”. Por ejemplo, una de las visitas, aunque muchas se hacen a la carta, que más interés despierta es la del Madrid de los asesinatos.

Enamorado de Madrid y del zapato español

Sabe comunicar bien. “Toda la familia tenemos esta habilidad. Todos los hermanos sabemos desenvolvernos bien socialmente. Cuando te crías con diez hermanos es como si trabajaras para una empresa: tienes que negociar, ceder, gestionar, ser hábil...”. Confiesa que ser emprendedor en España está penalizado, “y no somos conscientes de la importancia que tiene en estos momentos la figura del autónomo y del pequeño empresario”.

En ocho meses, asegura, la empresa, en la que están empleadas dos personas, ya es rentable. Y dice que no conoce mejor ciudad para vivir.

El toque personal

Enamorado de Madrid y del zapato español

Playas salvajes. Ha abandonado el coche, su reloj es un Breitling, vive con Aston, un perro que recogió en una perrera, y ha cambiado Tarifa por el Cabo de Gata (Almería). “Hay poca gente, naturaleza salvaje, grandes amigos, buenos restaurantes... Es el plan perfecto”.

Visita obligada. Cada dos años viaja a Nueva York, donde se empapa de tendencias y se relaja viendo escaparates. También le gusta la lectura, sobre todo la que está relacionada con Madrid.

Ritual diario. Se cuida. Cada mañana se hidrata la piel. Su crema preferida, de Shiseido.

Mismo perfume.. Hace 25 años que usa la misma fragancia, Grey Flannel (Geoffrey Beene), que compra en Estados Unidos. Tres veces por semana va al gimnasio.

Cenas y amigos. Le gustan las sobremesas. Sus restaurantes preferidos son El Qüenco de Pepa (en la foto) y Viridiana.

Tecnoapasionado. Su marca es Apple y desde hace unos meses lleva en la muñeca la pulsera Nike Fuel, con la que controla las calorías y la energía que consume. Destina tiempo a las redes sociales, sobre todo a Instagram.

Papel, postales... Le gustan las librerías, las papelerías, y cuando viaja escribe postales con tan solo tres palabras. En sus viajes improvisa y huye de rutas turísticas.

Zapato español. De cordones y, en invierno, abotinados, pero siempre hechos en España. Dice que la elegancia de un hombre está en el zapato. Hace un año que abandonó las corbatas. Las camisas, siempre a medida.