Estudio de Funcas

El 33% de contribuyentes empata o pierde con la reforma del IRPF

El 33% de contribuyentes empata o pierde con la reforma del IRPF Ampliar foto

Para el 29,8% de los contribuyentes, la reforma del IRPF anunciada por el Gobierno tendrá un efecto neutro sobre su factura tributaria. Y un 3,2% de declarantes pagarán más el próximo año por el impuesto sobre la renta. Esta es una de las conclusiones de un estudio elaborado y presentado por Funcas que, a partir de datos de contribuyentes reales, ha realizado una simulación de las consecuencias fiscales presentadas por el Gobierno. ¿Cómo es posible que si la reforma del IRPFincluye una reducción de tramos y tipos, algunos contribuyentes salgan perdiendo o no se vean afectados por la disminución fiscal?

Por un lado, hay que tener en cuenta que unos seis millones de contribuyentes que reciben rentas salariales ya están exentos de tributar por IRPF. Ello es así para aquellos que ganan menos de 11.200 euros anuales. Obviamente, al asalariado que hoy ya no paga el impuesto sobre la renta le resulta indiferente la reducción fiscal.

Por otra parte, el IRPF tiene una estructura dual. Es decir, las rentas salariales reciben un tratamiento diferente de las rentas del ahorro y las plusvalías. Para los asalariados, la reforma aprobada por el Gobierno implica que todos los contribuyentes que hoy pagan por IRPFtributarán menos el próximo año. Sin embargo, las modificaciones en el tramo del ahorro sí que arrojan perdedores. Actualmente los rendimientos derivados de un depósito o las ganancias por la venta de acciones bursátiles tributan al 21% para los primeros 6.000 euros; al 25% entre 6.000 euros y 24.000 euros y, a partir de ese umbral se aplica un gravamen del 27%. Cuando entre en vigor la primera fase de la reforma fiscal, las rentas del ahorro tributarán en 2015 al 20% para los primeros 6.000 euros de beneficios; entre 6.000 euros y 50.000 euros se aplicará un 22% y por encima de 50.000 euros se fijará un gravamen del 24%.

A pesar de la rebaja de tipos, se aprobarán medidas adicionales que sí perjudican al contribuyentes como la supresión de la exención vigente para los primeros 1.500 euros de dividendos o la limitación a 8.000 euros del umbral máximo de la reducción por aportaciones a planes de pensiones frente a los 10.000 euros vigentes. Según Funcas, estos cambios normativos explican que una minoría de contribuyentes, a pesar de la rebaja fiscal a las rentas salariales, pagarán más globalmente por el IRPF el próximo año. Los perdedores se limitan a 613.300 declarantes, algo más del 3% del total.

 A pesar de la rebaja de tipos, se aprobarán medidas adicionales que sí perjudican al contribuentes como la supresión de la exención vigente para los primeros 1.500 euros de dividendos o la limitación a 8.000 euros del umbral máximo de la reducción por aportaciones a planes de pensiones frente a los 10.000 euros vigentes. Según Funcas, estos cambios normativos explican que algunos contribuyentes, a pesar de la rebaja fiscal a las rentas salariales, pagarán más globalmente por el IRPF el próximo año. Los perdedores de la reforma se concentran en contribuyentes con rentas relativamente elevados porque son los que tienen capacidad de ahorro.

En cualquier caso, el director general de Funcas, Carlos Ocaña, señaló que la reforma fiscal del Gobierno es positiva y recordó que la mayoría de contribuyentes, el 67%, verá reducida su factura fiscal a partir del próximo año. De media, el ahorro será de 435 euros.

José Félix Sanz, autor del informe junto a Desiderio Romero, aseguró que los cambios tributarios elevarán la renta disponible de los contribuyentes, lo que se traducirá en un incremento del consumo. Según sus cálculos, la reforma tributaria reducirá los ingresos del Estado en términos brutos en 5.441 millones, sin embargo, el efecto recaudatorio total será de 1.416 millones por la mejora del PIBque impulsará la reforma fiscal y por los mayores ingresos por IVAe impuestos especiales derivados del incremento del consumo de las familias.

El informe de Funcas señala que el ahorro bruto de 5.441 millones que supondrá la reforma fiscal se centrará sobre todo en rentas superiores a 42.521 euros, que sumarán una rebaja tributaria agregada de 1.480 millones. Para los tramos más bajos, la reducción será de 7,3 millones. Sanz señaló que resulta lógico que el mayor ahorro en números absolutos se genera en la parte alta del impuesto. Por otra parte, Funcas recordó que todas las previsiones realizadas se han hecho bajo la hipótesis de que las comunidades autónomas replicarán el IRPFideado por Hacienda en el tramo estatal.

Rajoy asegura que todos ganan

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afirmó ayer que la reforma del IRPF supondrá una rebaja del impuesto “para el 100%” de los contribuyentes, y aseguró que “no hay ni un solo español que vaya a pagar lo mismo o más impuestos” tras la entrada en vigor de la reforma, que se aprobará el 11 o el 18 de julio en el Consejo de Ministros e iniciará su trámite parlamentario.

Rajoy respondió así al informe de Funcas, que llegó hasta Panamá, donde el presidente del Gobierno se encuentra de visita oficial. Si bien aseguró que desconoce el estudio de Funcas, sí quiso dejar claro que la reforma del IRPF rebajará el impuesto a todos los contribuyentes y señaló que para determinadas rentas bajas, como aquellos que ganan menos de 12.000 euros al año, la rebaja será mayor porque no tendrán que pagar nada por este impuesto. “Y así hasta los que ganan más, que la rebaja es menor, aún siendo sustancial”, reiteró.

En cualquier caso, hoy los que ganan menos de 11.200 euros tampoco pagan el impuesto. Rajoy recordó que las empresas, verán reducido el tipo del impuesto de sociedades del 30% al 25% a partir de 2016, y añadió que las pymes podrán rebajar su tipo efectivo hasta el 20% si cumplen determinadas condiciones.