Los de Madrid-Barcelona y Madrid-Sevilla

La CNMC pide liberalizar "al menos" los trayectos de mayor demanda del AVE

La CNMC pide liberalizar "al menos" los trayectos de mayor demanda del AVE

La Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) ha propuesto al Gobierno que el modelo de liberalización de las líneas de alta velocidad comprenda “al menos” la apertura inicial de los trayectos de mayor demanda como el de Madrid-Barcelona y Madrid-Sevilla, tras la apertura del corredor del Levante.

El organismo ha pedido la eliminación de los "privilegios" de Renfe y "mayor transparencia" en su contabilidad. En un documento sobre la liberalización de viajeros por ferrocarril, y recomienda que el ámbito geográfico del título habilitante sea “lo más amplio posible” para que los operadores se beneficien de las ventajas derivadas de la extensión del territorio.

Competencia entiende que la progresividad del proceso de liberalización que baraja el Ministerio de Fomento debería contemplar la apertura de un número “definido y conocido” de corredores que garantice una “mayor seguridad jurídica de los operadores”.

Entre las propuestas de la CNMC también se encuentra la publicación de un calendario orientativo, que evite una “excesiva prolongación en el tiempo del proceso”, que, a su juicio, debería contemplar “al menos” la apertura inicial de los trayectos de mayor demanda para incentivar la entrada de nuevos operadores. “Tras la apertura del corredor Levante, los trayectos Madrid-Barcelona y Madrid-Sevilla son aquéllos que presentan una demanda igual o superior al corredor ya liberalizado”, señaló la CNMC. Además, el organismo presidido por José María Marín Quemada indicó que Renfe debería adaptarse al nuevo marco normativo y “aprovechar el impulso liberalizador para acelerar su adaptación y reestructuración interna, con el fin de ser más eficaz en la prestación de los servicios”.

Este proceso debería ir a su vez acompañado de una “mayor transparencia” en su contabilidad para eliminar los incentivos a la aparición de subsidios cruzados y unido a “un proceso de eliminación de los privilegios que puedan favorecer a Renfe-Operadora frente a los nuevos entrantes”.

La CNMC abogó por su desvinculación con el Ministerio de Fomento y el administrador de infraestructuras, Adif, para “reforzar la credibilidad del sistema”, por lo que aconsejó la “separación y desvinculación” de estas actividades de Renfe, preferiblemente a través de su privatización por un proceso competitivo, con el fin de garantizar un “acceso real” de los nuevos operadores a los mercados conexos de material rodante y su mantenimiento para eliminar las barreras de entrada a esos mercados. En cualquier caso, el organismo regulador destacó que la liberalización presenta un “marco de oportunidad” para eliminar otras barreras de acceso al mercado que incentiven la entrada de nuevos operadores y dinamicen el mercado ferroviario.