Incorporará 25,5 millones de clientes y será el primer operador alemán de móviles

Telefónica elevará más del 5% sus ingresos con la compra de E-Plus

Alemania pasará a aportar entre el 14% y el 15% de los ingresos de Telefónica

Instalaciones de Telefónica Alemania.
Instalaciones de Telefónica Alemania.

Telefónica se prepara para uno de los cambios en su estructura más relevantes de los últimos años. Y es que el grupo podría recibir en los próximos días la autorización de la Comisión Europea para la compra de E-Plus, la filial germana de KPN, en una operación valorada en cerca de 8.600 millones de euros.

De momento, bajo los parámetros actuales, y al margen de factores externos como los movimientos en los tipos de cambio, Telefónica elevará sus ingresos cerca de un 5,3% con la adquisición de E-Plus.

La todavía filial de KPN registró en el primer trimestre un volumen de negocio de 779 millones de euros, un 2,5% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior (en su conjunto, el grupo Telefónica registró unos ingresos de 12.232 millones. incluidos 130 millones procedentes de Telefónica Irlanda, filial ya vendida). Los ingresos por servicios de E-Plus subieron un 3,8%, mientras que el Ebitda subió un 17% hasta 223 millones de euros. El margen de Ebitda se situó en el 28,6%, frente al 25% del primer trimestre de 2013.

De igual forma, el grupo Telefónica aumentarán en cerca de un 8% su cartera de clientes con la incorporación de los 25,5 millones de usuarios con los que E-Plus cerró el primer trimestre. Telefónica concluyó marzo con 313,1 millones de accesos. E-Plus ha ampliado el número de clientes en cerca de 1,1 millones desde el cierre del segundo trimestre de 2013, momento en el que se anunció el acuerdo entre Telefónica y KPN.

En estas circunstancias, la nueva Telefónica Alemania contará con cerca de 44,8 millones de clientes de telefonía móvil, con una cuota de mercado próxima al 39%. La teleco se convertiría en la primera operadora de Alemania por número de clientes por delante de Deutsche Telekom, que cerró el primer trimestre con 39,14 millones, y de Vodafone, que a la conclusión de dicho periodo tenía 32,25 millones de usuarios.

En términos internos, la operación va a suponer un cambio en el peso de Alemania en el grupo Telefónica. En la actualidad, el país germano aporta algo más del 9% de los ingresos de la compañía. Tras la adquisición de E-Plus, en la situación actual de tipos de cambio (y su impacto sobre los mercados latinoamericanos), Telefónica Alemania aportará entre el 14% y el 15% de los ingresos de la operadora. De igual forma, el país germano adelantará a Reino Unido en el seno del grupo en aportación de volumen de negocio, y solo será superado por España y Brasil.

La compra es un paso más en la estrategia de la teleco de concentrar sus esfuerzos en los grandes mercados europeos y salir de los países periféricos. De hecho, Telefónica ha vendido en el último año sus filiales en países como Irlanda, República Checa y Eslovaquia.

En cualquier caso, la operación aún debe recibir el visto bueno de Bruselas, dado su impacto sobre la competencia. Y es que la compra de E-Plus implicará una reducción de cuatro a tres de los operadores móviles de red en Alemania. A favor tiene la reciente aprobación de la venta de Telefónica Irlanda a Hutchison, que también va a suponer la reducción de operadores en el país celta.

En principio, la Comisión Europea tiene de plazo hasta el 10 de julio para pronunciarse, si bien, distintas fuentes del sector señalan que podría tomar antes una decisión. Telefónica ha avanzado para intentar cumplir con las exigencias comunitarias. Su último gran movimiento fue el acuerdo alcanzado la pasada semana con el operador virtual Drillisch Group, por el que cederá el 20% de la capacidad de sus redes móviles tras la fusión con E-Plus.

Nuevo directivo

Con la compra, Telefónica podría elegir un nuevo responsable para la filial alemana, puesto que quedó vacante en la última reestructuración. Tras la salida de René Schuster, la filial pasó a estar dirigida por Rachel Empey, directora financiera, y Markus Haas, responsable de Estrategia.

Sinergias millonarias en juego

La operación de E-Plus generará unas sinergias de entre 5.000 y 5.500 millones de euros, según las estimaciones realizadas por Telefónica. La nueva Telefónica Alemania, filial a través de la cual se ejecuta la transacción, tendrá un valor de empresa de entre 16.450 y 16.950 millones.

Dentro de la operación, Telefónica desembolsará 5.000 millones de euros y otorgará a KPN un 20,5% del capital de Telefónica Deutschland. Inicialmente, KPN recibirá un 24,9% de la nueva Telefónica Deutschland, si bien la operadora española se compromete a adquirir un 4,4% por 1.300 millones de euros.

Al final del proceso, Telefónica mantendrá una participación del 61,1% de su filial germana, por un 20,5% de KPN. El restante 17,4% cotizará en Bolsa. No obstante, la operadora germana tendrá una opción de compra sobre otro 2,9% del capital propiedad de KPN durante el plazo de un año. De igual forma, Telefónica podría adquirir más acciones directamente en Bolsa.

La operadora española dejó claro cuando se anunció el acuerdo con KPN, que la compra de E-Plus generaría beneficio por acción y flujo libre de caja desde el primer año.

El mercado está a la espera del anuncio de la autorización de la Comisión Europea. Los inversores parecen confiar en que se va a cerrar. Desde enero, los títulos de Telefónica Deutschland acumulan una subida de casi un 9%.