Los líderes europeos pedirán hoy a España subir el IVA y bajar cotizaciones

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 28 aprobarán hoy durante el Consejo Europeo las recomendaciones de política económica para cada Estado miembro, que en el caso de España reclaman rebajar las cotizaciones sociales y compensar la pérdida de ingresos con subidas del IVA y de impuestos medioambientales con el fin de estimular la creación de empleo.

El respaldo de los líderes europeos a las recomendaciones para España amenaza con agravar el enfrentamiento entre el Gobierno de Rajoy y la Comisión Europea a cuenta de la reforma tributaria aprobada por el Consejo de Ministros la semana pasada.

El Ejecutivo comunitario ha criticado esta reforma por ignorar sus recomendaciones y no incluir una rebaja de las cotizaciones ni una subida del IVA. “El Gobierno no ha anunciado ningún trasvase de la carga fiscal desde las contribuciones a la seguridad social de los empresarios hacia los impuestos indirectos, como el IVA o las tasas medioambientales”, lamentó el lunes el portavoz de Asuntos Económicos, Simon O'Connor.

Bruselas denuncia además que la reforma tributaria mantiene y amplía el número de deducciones, en contra de lo recomendado por el Ecofin, y pone en riesgo el cumplimiento de los objetivos de reducción de déficit, que se sitúan en el 5,5% en 2014, el 4,2% en 2015 y el 2,8% en 2016. “Las medidas anunciadas pueden hacer más difícil para España cumplir sus compromisos de consolidación fiscal”, dijo O'Connor.

De hecho, los líderes europeos reclamarán a España este viernes que concrete los ajustes que tiene previsto adoptar para cumplir los objetivos en 2015 y 2016. Para ello, recomiendan “realizar, antes de febrero de 2015, una revisión sistemática del gasto en todos los niveles de la Administración para contribuir a mejorar la eficiencia y la calidad del gasto público”.

Reforma tributaria
Los jefes de Estado y de Gobierno pedirán a Rajoy que adopte antes de fin de año “una reforma fiscal completa, que simplifique el sistema impositivo y haga que contribuya en mayor medida al crecimiento y creación de empleo, así como a la preservación del medio ambiente y la estabilidad de la recaudación”.

“Para este fin debe: trasladar la tributación hacia impuestos que distorsionan menos, como los que gravan el consumo o el deterioro del medio ambiente (por ejemplo, los aplicados a los combustibles) y los impuestos recurrentes sobre bienes inmuebles”, apuntan las recomendaciones.

La reforma fiscal debe asimismo eliminar las deducciones “ineficientes” en el impuesto de sociedades y el impuesto sobre la renta, así como “considerar la posibilidad de reducir las cotizaciones empresariales a la seguridad social, en particular en el caso de los empleos con salarios reducidos”.

Finalmente, España tiene que “tomar medidas para evitar que la fiscalidad obstaculice el funcionamiento armonioso del mercado interior español” e “intensificar la lucha contra la evasión fiscal”.

 Los jefes de Estado y de Gobierno pedirán a Rajoy que adopte antes de fin de año “una reforma fiscal completa, que simplifique el sistema impositivo y haga que contribuya en mayor medida al crecimiento y creación de empleo, así como a la preservación del medio ambiente y la estabilidad de la recaudación”.

“Para este fin debe: trasladar la tributación hacia impuestos que distorsionan menos, como los que gravan el consumo o el deterioro del medio ambiente (por ejemplo, los aplicados a los combustibles) y los impuestos recurrentes sobre bienes inmuebles”, apuntan las recomendaciones.

La reforma fiscal debe asimismo eliminar las deducciones “ineficientes” en el impuesto de sociedades y el impuesto sobre la renta, así como “considerar la posibilidad de reducir las cotizaciones empresariales a la seguridad social, en particular en el caso de los empleos con salarios reducidos”.

Finalmente, España tiene que “tomar medidas para evitar que la fiscalidad obstaculice el funcionamiento armonioso del mercado interior español” e “intensificar la lucha contra la evasión fiscal”.