Diez casos de intereses españoles en Brasil

El Mundial de las empresas

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, y Pelé. Ampliar foto
El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, y Pelé.

En Brasil se sigue jugando mucho para los intereses españoles que meros partidos de fútbol, pese a la clamorosa derrota de España. Muchas empresas han depositado en el gigante suramericano buena parte del dinero de sus accionistas y de sus planes de negocio: más de 5.350 millones de euros invertidos en el país desde 2009. De esta cifra, casi la mitad proviene del sector financiero.

En 2011, las empresas españolas contaban con un stock de inversiones en el país de 65.300 millones de euros. No es de extrañar. Brasil es la única gran economía de Suramérica. Con un PIB de 2,4 billones de dólares, su tamaño es casi tan grande como el resto de países del continente juntos. Su PIB sorprendió a los analistas en el cuarto trimestre con un alza trimestral del 0,7% y del 1,9%interanual, pero su economía está inmersa en una ralentización, lastrada por la alta tasa de inflación y la salida de capitales provocada por el tapering (retirada de los estímulos monetarios que ha llevado a cabo la Reserva Federal y que se invertían en emergentes). Aun así, con sus 202 millones de consumidores potenciales y la creciente clase media, el brasileño resulta, cada vez más, un mercado muy apetecible para los intereses españoles.

SANTANDER El grupo Santander sabe bien lo que es invertir en Brasil. A principios del milenio sorprendió a los analistas lanzando una ambiciosa operación para hacerse con Banespa, el tercer banco privado, radicado en São Paulo, por el que pagó alrededor de 5.500 millones de euros de los de entonces. Su presencia en el país no ha dejado de crecer: Brasil supuso el 20% del beneficio atribuido en el primer trimestre del ejercicio. El 12% de sus activos totales se encuentran ahí. Tanto es así, que el banco patrocina la Copa Libertadores y Pelé, el considerado mejor jugador de fútbol de la historia, es su imagen de marca.

TELEFÓNICA Telefónica es la operadora líder en el mercado de móviles del país, con 78,5 millones de accesos a cierre del primer trimestre. Facturó en Brasil 2.666 millones en el primer trimestre del ejercicio, el 18,2% menos. Esta cifra supone el 20% aproximado de la facturación total. PROSEGUR Prosegur entró en Brasil en 2001.

Trece años después, es la empresa líder del sector de la seguridad privada gracias, sobre todo, a la compra de Nordeste Segurança y Transbank en 2012. Cuenta con 83 delegaciones en el país y una flota de 1.700 vehículos. Allí desarrolla servicios de vigilancia, gestión de efectivo, tecnología y alarmas.

INDITEX La empresa textil cuenta con 41 tiendas en el país (39 de Zara y 2 de ZaraHome) y emplea a 2.398 personas. La multinacional no facilita detalles por país: solo se sabe que América aporta el 14% de ventas en tienda. El real, por cierto, fue uno de los causantes de que el beneficio de la compañía cayese el 7,3% en el primer trimestre.

IBERDROLA La eléctrica no solo es uno de los patrocinadores de la selección. Es la primera distribuidora por número de clientes (12,4 millones de puntos), con una capacidad instalada de 1.925 megavatios, 337 de ellos renovables, distribuidos en 23 plantas de ciclo combinado, hidroeléctricas y parques eólicos. Da empleo a más de 6.000 personas. Prevé inversiones de hasta 2.200 millones en Brasil y México hasta 2016.

ABERTIS Brasil es crucial para la cuenta de resultados de Abertis. No en vano aporta el 19% de sus ingresos de explotación. Solo el negocio de autopistas (gestiona más de 3.000 millones de kilómetros) le proporcionó un ebitda de 423 millones en 2013, con una inversión en expansión de 493 millones. La plantilla en el país es la mayor del grupo: el 42% del total.

ANTOLÍN El 60% de los coches producidos en Brasil tienen productos de este grupo burgalés. La compañía entró en el mercado en 1996. Desde entonces, su plantilla ha crecido hasta 900 personas, empleadas en varios centros productivos que fabrican techos, parasoles, bandejas traseras, puertas, elevalunas y cerraduras. Sus ventas aportan el 6% de la facturación total.

DIA Brasil aporta a la cadena de supermercados el 18,5% de su facturación bruta, con una cifra de negocios algo superior a los 405 millones. Es el mercado que más crece, solo superado por la pujanza de España. La ralentización de su economía, sin embargo, ha lastrado la facturación trimestral.

TAVEX Los orígenes de la empresa algodonera se cimentan en España, pero ya solo produce en Brasil, México y Argentina. La actual Tavex es el resultado de la fusión de la empresa española y la brasileña Santista. Denim Brasil, su filial, aporta el 30% de la facturación, hasta 21,8 millones de euros.

FICOSA El fabricante de componentes cuenta con una planta en São Paulo en la que fabrica espejos, sistemas de lavado, palancas de freno de mano, cables de freno, cambios de marcha para Volkswagen, Fiat, Ford, General Motors, Renault-Nissan, Toyota y PSA. Este negocio le da una facturación de 49 millones de euros.