Comparativa

Cuando basta una universidad de EE UU para duplicar la I+D del CSIC

La primera potencia mundial multiplica por 25 el gasto en investigación de España

Cuando basta una universidad de EE UU para duplicar la I+D del CSIC

Los políticos españoles recuerdan a menudo que el país tiene un problema con la I+D proveniente del sector privado. Las cifras están ahí y nadie se lo va a negar. De lo que no hablan tanto es del volumen. Porque en este caso, el tamaño sí que importa. Solo hay que comparar las magnitudes de la principal potencia investigadora del mundo, Estados Unidos, con las de España.

 

Estados Unidos multiplica por 6,5 la población de España y tiene un PIB 11,2 veces mayor. Pero su inversión en I+D es de un tamaño 23,2 veces mayor, lo que hace quedar al sector de la I+D español en una ínfima parte. El país de Barack Obama invierte 334.733 millones de euros en investigación (datos de la OCDE en 2012), frente a los 14.432 millones del de Mariano Rajoy.

Más llamativo es que una sola universidad, la Johns Hopkins de Baltimore, casi duplica el gasto en I+D (1.554 millones) del mayor centro investigador de España, el CSIC (802 millones). De hecho, lo que invierten las universidades americanas multiplica por 3,36 lo de empresas y sector público de nuestro país. La explicación es bastante sencilla: España invierte en I+D un 1,3% de su PIB, frente al 2,8% de EEUU, así que los números patrios se quedan bastante pequeños.

La NASA y otras agencias

El Departamento de Defensa americano gasta 47.128 millones; el Instituto Nacional de Salud, 29.341 millones; la NASA, 11.667 millones, y la National Science Foundation, otros 5.729 millones. Unas cifras fundamentales para hacer ciencia básica. “Hay varias diferencias con Estados Unidos. La primera es un tema de volumen. La segunda, que aquí solo tenemos el CSIC y allí hay numerosos grandes centros. Y la tercera es la forma de organizarse por agencias, que no dependen del Gobierno, sino del Parlamento, por lo que tienen una mayor independencia. Aquí no conseguimos aprobar la deseada agencia prometida en la Ley de la Ciencia”, recuerda Juan Mulet, director general de Cotec.

Y efectivamente, como dicen nuestros políticos, las empresas españolas también se quedan rezagadas, con un 0,59% del PIB de inversión en I+D, frente a las americanas, con 1,7%. En el gasto público la diferencia se estrecha del 0,9% al 0,56%.