Ofrece una prima del 1% nominal a los bonistas

Meliá incentiva el canje de sus bonos para reducir el pago de intereses

Meliá quiere incentivar al canje de su emisión de bonos de 2009 y ofrece una prima de 500 euros por obligación, que tenían un valor nominal de 50.000 euros, es decir, una prima del 1%. Una decisión que tiene por objetivo reducir la deuda de la compañía. Una deuda financiera que al cierre del primer trimestre del año ascendía a 1.242 millones de euros, tras elevarse un 7,25% entre enero y marzo.

Además de la reducción de deuda, la compañía logra adelantando el canje de esta emisión de bonos reducir el pago de los intereses. Los bonos convertibles emitidos en 2009 tienen un cupón anual del 5%.

Para acceder a dicha prima, todos los inversores que adquirieron los bonos emitidos en 2009 por valor de 200 millones de euros, y con vencimiento en diciembre de 2014, tienen de plazo para ejercer su derecho de conversión entre el 19 y el 30 de junio para realizar el canje.

Los dueños que acudan al canje recibirán acciones a 7,93 euros, cuando cotizan por encima de los 9,2 euros. Las ganancias, si las venden en cuanto las reciban, superarían el 15%, porcentaje a que se debe sumar el punto porcentual del incentivo. Eso sí, es previsible que después de la metamorfosis haya una oleada de órdenes de venta (flow back) por parte de los exdueños de los bonos, que puede dañar la cotización de Meliá.

La cadena hotelera reconoce en un hecho relevante remitido a la CNMV que pondrá hasta un máximo de cinco millones de acciones a disposición de los obligacionistas que decidan ejercer su derecho de conversión en el plazo indicado. Meliá entregará a los bonistas que acepten realizar en este plazo el canje mediante la entrega de acciones de autocartera, acciones de nueva emisión, o ambas.

La compañía tiene, según los últimos registros de la CNMV, una autocartera del 0,047% del capital social, pero tiene en préstamo a Deutsche Bank 10 millones de títulos "en virtud de la emisión de bonos convertibles de 2009". Además, Meliá tiene prestados 7,9 millones de títulos a los colocadores de otra de sus emisiones de bonos, en este caso de 2013 y por valor de 250 millones de euros, que tienen un cupón anual del 4,5%.