Utilizan casi dos días completos en desplazamientos

Los españoles pierden 3.100 euros al año en ir a hacer la compra

Lineal de fruta de un supermercado.
Lineal de fruta de un supermercado.

Los consumidores españoles podrían ahorrar 3.096 euros al año en gasolina y tiempo si llená el carrito de la compra a través de internet en vez de ir hasta el supermercado. Esta es la principal conclusión que arroja la encuesta elaborada por tudespensa.com entre más de 4.500 consumidores, quienes reconocieron perder de media más de 55 minutos entre traslado y estancia para hacer la compra. El 64% de los encuestados necesita además coger el coche para acudir a una gran superficie –normalmente ubicada a las afueras de las ciudades- y realizar allí sus compras, con el consiguiente sobrecoste económico en gasolina.

Según las cifras que arroja el informe, los españoles suelen hacer la compra 3,9 veces al mes, utilizando en cada ocasión 45,7 minutos de media para llenar el carrito y 9,9 minutos para los traslados entre nuestra casa y el supermercado. Es decir, perdemos 43,37 horas al año sólo en el proceso de llenar la despensa del hogar.

Al preguntar por el valor de una hora de su tiempo, los consumidores respondieron de media 34 euros, a los que se añade el gasto medio de combustible computable a este uso: 1.621,42 euros al año. La inversión en combustible y tiempo representa por lo tanto los dos principales factores de gasto evitable a la hora de hacer la compra, tal y como concluye la encuesta de tudespensa.com.

En el extremo opuesto, los usuarios que realizan las compras semanales a través de internet dedican de media 10 minutos a esta tarea, lo que representa un ahorro de tiempo del 82% con respecto al sistema tradicional (traslado y estancia), sin gasto alguno por el uso del vehículo y sin el esfuerzo de cargar con los 1.104 kilos de compra que de media realizamos al año.

Los clientes que realizan sus compras a través de supermercados online se suelen beneficiar no sólo del ahorro en tiempo y dinero, sino también de la comodidad que representa poder seleccionar desde su ordenador los productos y marcas de su confianza y de recibirlos en su casa en la franja horaria seleccionada, que habitualmente es mucho más extensa que la de los horarios de apertura de los supermercados físicos.

Los últimos estudios de e-commerce publicados por organismos públicos ya apuntan a un cambio de tendencia en los hábitos de compra y consumo en España. Según el informe elaborado por el ONTSI (Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información) a finales de 2013, el 13% de los internautas compradores en España ha hecho la cesta online en 2012, un incremento del 11,8% con respecto a 2011. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia apuntaba en febrero de este año en la misma dirección al confirmar que la alimentación ya es una de las 10 ramas de actividad con mayor porcentaje de volumen de negocio de comercio electrónico en España.