El Brent, en máximos de nueve meses

La crisis de Irak dispara los precios del petróleo

Un operario abre una válvula en una refinería de Najaf, en Irak.
Un operario abre una válvula en una refinería de Najaf, en Irak. EFE

El precio de los futuros del petróleo de calidad Brent, de referencia en Europa, llegaba a situarse este viernes por encima de la barrera de los 114 dólares, nivel que no había registrado desde septiembre de 2013, como consecuencia del agravamiento de la crisis en Irak tras los últimos avances de las Milicias del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), lo que provoca incertidumbres sobre el impacto que puede tener en el suministro del 'oro negro'.

En concreto, el barril de petróleo Brent, que cotizaba en 113,75 dólares en la apertura, ha llegado a alcanzar un precio máximo en la negociación intradía de 114,69 dólares, el más elevado desde principios de septiembre de 2013.

Por su parte, el barril de crudo de variedad Texas, de referencia en EEUU, también marcaba máximos de los últimos nueve meses al llegar a los 107,33 dólares desde los 106,84 del comienzo de la jornada.

El imparable avance hasta la fecha del EIL en su ofensiva, que le ha llevado a hacerse son el control de Mosul y amenaza con llegar a Bagdag, ha provocado una vertiginosa subida del precio del crudo, que en su variedad Brent había iniciado la semana en el entorno de los 109 dólares por barril.

El 'oro negro' no había experimentado un fuerte incremento desde el otoño del año pasado, cuando aumentó por la crisis en Egipto que hizo temer una alteración en las rutas de suministro del crudo.

Irak es el segundo productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Los analistas en Londres advirtieron hoy sobre los problemas que puedan surgir en el oleoducto que conecta Kirkuk, en Irak, y Ceyhan, en Turquía, pues ha sido blanco de ataques de los insurgentes.

“La situación de seguridad está impidiendo los esfuerzos de reparación. Sin un fin inmediato en la violencia (...) no esperamos que el oleoducto esté operativo de manera sostenida en el corto plazo”, dijo un portavoz del área de analistas del Barclays.

Los yihadistas controlaron el martes la segunda ciudad de Irak, Mosul, ubicada a unos 400 kilómetros al norte de Bagdad, en un avance sin precedentes en territorio iraquí.

Además de controlar Nínive, se extendieron hacia las provincias de Kirkuk y Salahedín, donde también ocuparon varias zonas.

El EIIL, que pretende crear un emirato islámico en ese país y en Siria, y ha amenazado con continuar “sus conquistas” en Irak y avanzar hacia Bagdad y las ciudades chiíes de Kerbala y Nayaf.