Supera los 1.000 millones por derechos de retransmisión

Márketing y TV, los filones al alza de la FIFA

Entre Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, el organismo que rige el fútbol dobló los ingresos por derechos de marketing.

Márketing y TV, los filones al alza de la FIFA
Reuters

Que el fútbol dejó hace tiempo de ser un mero deporte para convertirse en un negocio de múltiples aristas es un hecho. Y que la FIFA no ha desaprovechado la ocasión para impulsar sus ingresos, también. Lejos quedan aquellos mundiales, casi en blanco y negro, en que todo empezaba y acababa en el terreno de juego.

Un Mundial es un evento costoso, en especial para el país organizador. Se calcula que sólo la construcción de los nuevos estadios ha costado 2.500 millones de euros. Para la FIFA, la cifra se reduce de manera considerable. En la Copa del Mundo de 2010 celebrada en Sudáfrica, el comité organizador gastó 516 millones durante aquel año. La mayor parte, derivados de la utilización de los estadios, personal y transporte. Los derechos de marketing y de televisión se han demostrado en los últimos mundiales como la vía más efectiva para hacer fluir el caudal de los ingresos.

Por el mundial de Sudáfrica, la marca FIFA World Cup fue capaz de generar 620 millones de dólares entre los años 2009 y 2010, unos 458 millones de euros al cambio actual.
Una cantidad que superó en más del doble a la generada por la anterior Copa del Mundo, celebrada en Alemania. Entre los años 2005 y 2006, la FIFA ganó 300 millones por este apartado. Si la comparación se efectúa también con el Mundial del año 2002, que acogieron Corea del Sur y Japón, los datos arrojan que la FIFA fue capaz de generar en dos años los mismos ingresos que entre 1999 y 2002. Desde entonces, el organismo que rige el fútbol mundial mantiene sus principales socios patrocinadores:Adidas, Coca-Cola, McDonald’s, Budweiser y Hyundai. Visa ha sustituido a MasterCard, y Sony a JVC, y se han sumado multinacionales del tamaño de la petrolera Castrol, el fabricante de neumáticos Continental o la aerolínea Emirates Airlines.

Pero donde la FIFA ha encontrado el principal filón ha sido en los derechos de retransimisión. El carácter cada vez más global del fútbol ha permitido la apertura de nuevos (y jugosos) mercados. Según los cálculos de la FIFA, al menos 3.200 millones de personas vieron un mínimo de un minuto del Mundial de Sudáfrica, un 10% que cuatro años antes. Para la cita de Sudáfrica, la FIFA consiguió recaudar 1.000 millones de euros entre 2009 y 2010 solo en este concepto, con el mercado europeo como principal cliente, seguido del asiático.

Fueron casi 300 millones de euros más que en la cita alemana, y lo recaudado en 2010 superó en más de 200 millones lo que la propia FIFA había presupuestado en su informe financiero de 2009. Para la cita de Brasil, los ingresos presupuestados para 2014 en el apartado de explotación televisiva se sitúa en 510 millones de euros, unos 150 más que lo que presupuestaba en 2010.
Las primeras estimaciones ya hablan de que la FIFA hará el mayor negocio de su historia con Brasil 2014, con el objetivo establecido de superar los 3.000 millones de euros de ingresos. El fútbol “es así”.