Corresponden a 1.760 millones concedidos como capital

El Estado ha recuperado apenas el 3% de las ayudas públicas a la banca desde 2009

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde.
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde. EFE

La banca española ha recibido desde 2009 ayudas públicas por un importe de 61.495 millones de euros, considerando únicamente las inyecciones de capital, de las que se han recuperado hasta la fecha 1.760 millones, según ha explicado el Banco de España.

El organismo que preside Luis maría Linde ha actualizado la información sobre las ayudas públicas concedidas al sistema bancario español desde el inicio de la crisis del sector. En total, y hasta la fecha, tales ayudas ascienden a 61.495 millones de euros, de los que se han recuperado apenas 1.760 millones, correspondientes a los 977 millones devueltos por Caixabank en abril del pasado año por las ayudas recibidas por Banca Cívica, y a los 712 millones que el FROB obtiene por la venta de su participación en Novagalicia y por una venta previa de 2012.

Otra parte de las ayudas públicas es la referentes a las aportaciones del FGD para responder al canje de preferentes y deuda subordinada de Novagalicia y Catalunya Banc, entidades no cotizadas. Ello supuso para el FGD una compra por valor de 1.803 millones de euros, estando prevista hasta el momento, la recuperación de 225 millones, en valor actual, correspondientes a la venta de Novagalicia. Además, hay que añadir los 188 millones de euros comprometidos por el FROB para afrontar el canje de preferentes de los titulares de Ceiss que aceptaron el canje por instrumentos de capital de Unicaja.

Los esquemas de protección de activos (EPA) son otro punto destacado de las ayudas públicas a la banca. A cierre de 2013, la pérdida agregada esperada alcanzaba los 8.337 millones de euros, que se encuentra provisionados en los estados financieros del FGD y del FROB, según explica el Banco de España. Hasta la fecha, solo ha habido desembolsos a cuenta de los EPA en CCM y Cajasur, si bien también se han concedido en las subastas de CAM, Unnim y Banco de Valencia. La pérdida teórica máxima durante la vida de estos esquemas de protección, que finaliza en septiembre de 2022, alcanzaría los 28.667 millones de euros, si bien debería cumplirse el supuesto de que todos los activos protegidos careciesen de valor.

Una cuarta línea de ayudas a la banca corresponde a los avales concedidos por el Estado para que mantuvieran vivo su acceso al mercado de capitales. Alcanzaron los 103.436 millones de euros, de los que se han cancelado ya 71.350 millones de euros. Es el 69% de los concedidos, tras los vencimientos de las correspondientes emisiones. “No es previsible ninguna pérdida derivada de estos avales para el Estado, que percibe por los mismos ingresos vía comisiones”, añade el Banco de España.

Por último, hay que añadir los 2.192 millones de euros de capital aportado a Sareb, que el Estado deberá recuperar en un plazo de quince años.