Inditex desdoblará sus acciones en julio

Valores con más papeletas para hacer un 'split'

Valores con más papeletas para hacer un 'split'

Apple es una adicta al ‘split’ o desdoblamiento de acciones. Con el último, realizado la semana pasada y que ha supuesto que la acción pasara de valer 647,5 dólares a 92,5 dólares, ya van cuatro. Y es que la compañía informática quiere dar entrada al accionista minoritario con esta medida.

En España y tras los pasos de Apple, se coloca Inditex que ayer, durante la presentación de sus resultados trimestrales, anunció un ‘split’ de cinco títulos nuevos por uno antiguo, lo que no supondrá un cambio en la cifra de capital social. El consejo de administración de Inditex propondrá a la junta general de accionistas, que se celebrará el próximo 15 de julio, esta operación.

En caso de aprobación por parte de los accionistas, cada inversor registrado al cierre de mercado el próximo 25 de julio recibirá cinco acciones nuevas por cada acción existente. La negociación de las acciones nuevas empezaría el próximo 28 de julio.

En caso de resultar aprobada la propuesta de desdoblamiento, el dividendo ordinario complementario y dividendo extraordinario a pagar el 3 de noviembre de este año sería de 0,242 euros por acción. Con ello, Inditex pretende aproximar el precio de cotización unitario de la acción a niveles más en línea con los habituales en las Bolsas españolas y otros mercados internacionales, sin que dicha reducción del valor nominal afecte a la estructura de recursos propios de Inditex ya que en realidad el accionista mantiene la misma inversión pero repartida en un mayor número de títulos.

“Los ‘split’ los suelen hacer las empresas cuando la acción alcanza precios demasiado elevados para un inversor minorista, pero sólo por el impacto visual. Comprar una sola acción de Inditex o de CAF cuesta unos 100 o 350 euros. Esto financieramente es irrelevante, porque también el beneficio por acción o el dividendo por acción será mayor, y por lo tanto el PER (número de veces que el beneficio por acción está contenido en el precio por título) o la rentabilidad por dividendo será la misma”, explica Víctor Peiró, director de análisis de Beka Finance.

Entre las próximas empresas españolas que podrían llevar a cabo un ‘split’ se encuentra CAF. Con sus 350 euros por acción, el líder internacional en el diseño, fabricación, mantenimiento y suministro de equipos y componentes ferroviarios, es el eterno candidato a desdoblar sus acciones. Los rumores han existido en el mercado desde que la compañía rondara los 100 euros por acción en 2005.

“Ver acciones a estos precios puede echar para atrás al inversor”, explica Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4 que añade que “esto no importa a muchas compañías. Sin embargo, si ayuda para darle más liquidez al valor”.

Grifols lleva desde diciembre de 2012 incluyendo como punto del orden del día de la junta de accionistas, la renovación de la capacidad del consejo de poder llevar a cabo un desdoblamiento de acciones de dos por uno. Sin embargo, de momento, no se ha materializado. Una acción de Grifols cotiza en torno a los 40 euros euros acción.

“Aunque parezca mentira entre los particulares se siguen oyendo comentarios como ‘Sacyr está más barato que ACS porque ….o Santander frente a BBVA’. Increíble pero cierto”, explica Peiro, de Beka Finance. El analista apunta que las empresas los hacen o por ajustes contables para cambiar el valor del nominal o para reducir ese efecto.

“Es cierto que en casos extremos rebajar el valor de la acción puede dar más liquidez, porque hay más número de acciones en circulación”, añade el analista.

El ‘contrasplit’, también de moda

La medida contraria, el agrupamiento de acciones, también se ha puesto de moda en los últimos meses en la Bolsa española: Durante el año pasado, Bankia y Popular. Tras su recapitalización en junio de 2013, la entidad financiera, presidida por José Ignacio Goirigolzarri, hizo un reagrupamiento de las acciones por paquetes, en concreto de 100 títulos.

Tras el movimiento, por cada 100 acciones, los accionistas del banco pasaron a tener una sola acción de un euro de valor nominal. Con ello, se dotó de liquidez a las acciones en previsión de que, en caso contrario, el precio de cotización se hubiera acercado al valor nominal de 0,01 euros. Por su parte, Popular, que entre 1997 y 2005 había llevado a cabo tres ‘split’, el año pasado hizo la operación contraria reagrupando sus títulos. Cinco acciones antiguas pasaron a ser una, reduciendo el número de acciones de más de 8.500 millones aproximadamente 1.713 millones. Aguirre, de Renta 4, explica que “cuando el valor está muy bajo, hay mucha volatilidad, por eso se hacen ‘contrasplit’”.

Telepizza y Metrovacesa, precursores en los años 90

Este movimiento, que fue importado de EEUU, comenzó a ponerse de moda entre las cotizadas españolas a mediados de la década de los 90 en plena ebullición del llamado capitalismo popular. Telepizza, Metrovacesa, Argentaria, Vidrala o Acerinox fueron de las primeras empresas españolas en hacer ‘split’ en una época de importantes revalorizaciones de las empresas cotizadas.

El poco atractivo que presentaban los productos más tradicionales de ahorro llevó a muchos inversores a huir de este tipo de inversiones y a tomar posiciones en la renta variable buscando ganancias más jugosas que obtener.

Coincidiendo con este nuevo desembarco de inversores ,inoristas, las empresas cotizadas comenzaron a concienciarse de que no sólo tenían que cuidar a sus clientes sino que tenían que poner más mimo a la hora de tratar a sus accionistas. La mayoría de las empresas que llevaron a cabo un ‘split’ en aquellos años registraron subidas en Bolsa y un aumento en su base accionarial.

Algunas compañías anunciaron estos ‘split’ para animar a la gente a comprar a pesar de que esta medida no tiene ningun impacto financiero en la compañía. Sin embargo, de cara a un pequeño accionista, si un valor vale 1000 euros es muy difícil que un pequeño inversor entre. Sin embargo, si vale 10 euros, más gente podrá invertir en la empresa.