La firma participada por Cerberus gestionará 7.300 millones de ladrillo

Cajamar vende su plataforma inmobiliaria a Haya por 225 millones

Cajamar vende su plataforma inmobiliaria a Haya por 225 millones

Cajamar, el primer grupo financiero de crédito cooperativo de España, ha seguido la senda de la gran banca tradicional del país y ha vendido a un fondo de inversión internacional la plataforma de gestión de activos inmobiliarios que creó para manejar su carga de activos tóxicos.

El comprador de Cimenta2, que así se llama la firma, ha sido finalmente Haya Real Estate, un grupo español que tiene a Cerberus como principal accionista pero que funciona con independencia operativa a la hora de invertir.

Como adelantó este diario, Haya tuvo quecompetir en la fase final de la adjudicación con otro de los grandes del capital riesgo, Apollo. Finalmente, la sociedad ha adquirido tanto la plataforma inmobiliaria como un contrato para gestionar los 7.300 millones de euros de inmuebles y créditos promotor que alberga Cajamar, que comercializará en exclusiva durante los próximos 10 años.

El precio inicial del traspaso ha sido de 225 millones de euros, si bien el acuerdo incluye un variable adicional cuyo volumen dependerá del grado de cumplimiento del plan de ventas acordado entre las partes, según ha anunciado la propia entidad.

La nota enviada por la cooperativa de crédito a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) detalla, de hecho, que esa cuantía variable está cifrada inicialmente en el entorno de los 20 millones de euros con lo que el precio definitivo podría rondar los 245 millones.

Haya Real Estate cuenta ya con un elevado volumen de activos en cartera dado que es la encargada de gestionar el contrato que Cerberus ganó en la adjudicación de la plataforma inmobiliaria de Bankia. 

En concreto, el fondo estadounidense adquirió Bankia Habitat junto al derecho a comercializar durante 10 años la cartera de la entidad nacionalizada y la parte de activos que le cedió a Sareb hasta el 31 de diciembre de este año, lo que suma miles de millones de euros en activos.

Dada esta situación contractual, Haya Real Estate es uno de los principales postores que participará en el inminente concurso que ultima Sareb para readjudicar la gestión comercial de su carga con la aspiración a renovar su acuerdo por unos años más.

La venta de la plataforma inmobiliaria de Cajamar a Haya llega después de otras operaciones similares, como la venta de Servihabitat (CaixaBank) a TPG; la de Altamira (Santander) a Apollo, la de Aliseda (Popular) a Kennedy Wilson y Värde Partners, la de Inmare (BMN) a Centerbridge, que ya adquirió Aktua a Banesto, o la de Catalunya Banc a Blackrock y Magic Real Estate.