Desde nóminas a pago a proveedores

Externalizar sin salir del banco

Algunas entidades ponen a disposición del empresario unos servicios que le permiten liberarse de algunas de las tareas administrativas más incómodas.

Externalizar sin salir del banco

A veces, la relación entre una pequeña y mediana empresa queda reducida, en algunos casos, a la petición de un préstamo o, en otros, al mantenimiento de una cuenta corriente y productos estándar, como una tarjeta de crédito. Sin embargo, las posibilidades de colaboración entre ambas partes pueden ser múltiples, y resultan de gran ayuda al empresario a la hora de externalizar algún proceso en el que no está especializado o a la hora de buscar asesoramiento de cara, por ejemplo, a una expansión al exterior.

Todo ello sin necesidad de perder tiempo en el desarrollo de la jornada laboral. La gran mayoría de entidades financieras dispone de una conexión directa con el empresario a través de internet, donde están desplegados los diferentes servicios que puedan resultar de ayuda al emprendedor. Aquí se resumen algunas de estas operativas de las que no tendrá que preocuparse más o del asesoramiento que puede encontrar en las entidades.

- Gestión de las nóminas. Este es un proceso clave dentro del desarrollo de la empresa, y quizá uno de los más cómodos para automatizar. En este caso, el emprendedor pone a disposición del banco un fichero con los datos de los trabajadores y las cantidades que se tienen que abonar. Éste se encargará, según las instrucciones recibidas, de hacer llegar la nómina al empleado a través de transferencias bancarias, abonos en cuenta o cheques en el día indicado. Además, todo este proceso puede modificarse de manera cómoda a través de la oficina de internet de la entidad.

- Pago a proveedores. Una de las cuestiones más problemáticas durante los años de crisis, siendo uno de los grandes agujeros por los que se incrementa la deuda de la empresa. Algunas entidades, como Bankia, liberan al emprendedor de esta labor administrativa y automatiza los pagos a través de la información facilitada, con montantes, empresas y fechas a pagar, y en la modalidad que se desee: transferencia, cheque o pagaré, por ejemplo. Además, la entidad es la que elabora los documentos que se harán llegar al proveedor, y que pueden incluir el logotipo de la empresa.

- Gestión de cobros: a través de la creación de un fichero en su área privada de la web de la entidad, el empresario puede gestionar y visionar aquellos cobros a los clientes, y la creación automática de la factura de estas operaciones.

- Centralizar todas las cuentas de diferentes entidades: en el caso de Bankia, a través del Agregador Financiero, el cliente consultar los movimientos de todas sus cuentas, aunque estén abiertas en otras entidades, desde el propio servicio del banco.

- Asesoramiento para comercio exterior: tanto a través de internet como por teléfono, las principales entidades disponen de servicios de asesoramiento para guiar al empresario en operaciones potenciales en el extranjero. Por ejemplo, en la revisión de los documentos, de las cláusulas presentes en un contrato, la viabilidad del proyecto o la gestión de las operaciones bancarias derivadas, así como el seguimiento del estado de una operación concreta.