Representa el 40% del endeudamiento total

Sacyr empezará en septiembre a negociar la deuda de 2.337 millones vinculada a Repsol

Imagen de la sede de Sacyr
Imagen de la sede de Sacyr

Sacyr y sus bancos acreedores prevén comenzar a negociar el próximo mes de septiembre la deuda que la constructora tiene vinculada a su participación del 9,23% en Repsol, que presenta un saldo de 2.337 millones de euros y que vence el 31 de enero de 2015.

El pasivo asociado a la inversión en la petrolera representa el 40% del endeudamiento financiero neto total de 5.667 millones de euros que el grupo que preside Manuel Manrique soportaba a cierre del mes de marzo.

No obstante, Sacyr prevé destinar los 122 millones de euros que este pasado viernes cobró del dividendo extraordinario por Repsol a amortizar parte de esta deuda. Según las mismas fuentes, el proceso de negociación que el grupo constructor y los bancos han convenido abrir en septiembre se plantea “tranquilo y relativamente cómodo”.

El préstamo de Sacyr vinculado a Repsol está garantizado con los propios títulos de la petrolera y con dos filiales del grupo constructor, la de patrimonio Testa y la de servicios Valoriza, 'prendas' que superan así con creces el saldo del pasivo.

Sólo el porcentaje de Sacyr en Repsol presenta actualmente un valor de mercado unos 2.400 millones de euros, importe que supera así al del pasivo pendiente de pago.

De esta forma, los bancos tienen una mejor calificación de este crédito, que habría dejado de ser considerado como problemático. Además, las condiciones de la financiación son distintas y la banca presenta una mayor disposición al crédito que a finales de 2011, cuando se firmó la anterior refinanciación.

Entonces, Sacyr vendió a la propia Repsol un 10% del capital de la petrolera, la mitad de la participación del 20% que entonces tenía. Con ello amortizó algo más de la mitad de la deuda de 4.900 millones ligada a esta inversión y refinanció el resto a tres años (hasta enero de 2015)

Desde la firma de ese acuerdo, Sacyr destina a cubrir los servicios de esta deuda los dividendos de la compañía que preside Antonio Brufau, que cobra en efectivo en vez de en acciones. Ello por contra le ha supuesto que su participación en la petrolera se haya diluido desde el 10% con que se quedó en diciembre de 2011 hasta el 9,23% actual.

Cambio en la retribución del consejo

Sacyr celebra este jueves, 12 de junio su junta de accionistas, a la que solicitará autorización para poder emitir títulos de deuda convertibles en acciones de la compañía por un importe máximo de 800 millones de euros. También pedirá permiso para ampliar capital en un máximo de 251 millones.

Además, planteará modificar sus estatutos en lo referente a la retribución del consejo. Suprimirá el punto que obligaba a sus consejeros a devolver a la empresa los importes cobrados por sus puestos durante un ejercicio en caso en que se cerrara en pérdidas.

La compañía propone eliminar el párrafo que indica que “si en un ejercicio no hubiera beneficios, los consejeros estarían obligados a la restitución del 100% de lo efectivamente abonado por conceptos diferentes a remuneraciones por asistencia”.