Primero de Europa y tercero del mundo en lograr el TIER IV Gold

Telefónica coloca su centro de datos de Alcalá de Henares en el top 3 mundial

El centro de datos de Alcalá cuenta con un nuevo espacio de demostraciones de soluciones y servicios cloud de la operadora.
El centro de datos de Alcalá cuenta con un nuevo espacio de demostraciones de soluciones y servicios cloud de la operadora.

El Alcalá Data Center de Telefónica, el principal centro de datos de la operadora española, ha conseguido en su primer año de actividad 100 clientes (entre ellos Cepsa y Comscore), de los que más de un 70% son nuevos. “Hemos recibido en estos 12 meses más de 1.000 visitas de entidades procedentes del sector público y privado”, y tenemos ya visitas concertadas para los próximos seis meses”, explicó Juan Pedro Gravel consejero delegado de Telefónica Global Technology. El directivo destacó que el centro, desde el que también se ofrecen servicios para pymes, se ha convertido en un año de actividad en el “más importante de Europa y el tercero del mundo”.

Las instalaciones de Telefónica lograron hace dos semanas la certificación TIER IV Gold, la máxima calificación que otorga el Uptime Institute, por eficiencia tecnológica e infraestructura fiable, a prueba de incidentes. “Solo hay dos centros más, uno en EEUUy otro en Canadá, que lo tengan”, añadió.

Inversión de 300 millones

Gravel recordó que la operadora realizará una inversión en el centro de 300 millones, de los que ya han invertido 120 millones en la primera de las cinco fases que tiene el proyecto. A esa cantidad, hay que añadir otros 200 millones que Telefónica destinará a consolidar todos los centros de datos que tiene en España y en Europa. “Nuestro plan es cerrar 11 centros este año”, precisó el directivo.

Para impulsar su negocio en la nube, que según los responsables de Telefónica está creciendo a un ritmo del 20% anual (hasta hace poco era del 3%), la operadora planea quedarse con cuatro grandes centros de datos estratégicos (uno en España, otro en México, otro en Brasil y un cuarto en Miami) y complementarlo con otros centros satélites más pequeños que soportarán servicios locales. “En Europa mantendremos uno por país –en Alemania e Inglaterra tenemos ahora 7 y 9 alquilados– y en España, además del de Alcalá, los de Julián Camarillo y Ríos Rosas, en Madrid”.

El centro de datos de Alcalá forma parte del proceso de transformación en el que está inmerso la operadora para convertirse en “la primera teleco digital del mundo, tanto desde una perspectiva interna como hacia el cliente”, apuntó Gravel. En sus instalaciones se están consolidando los servicios de Reino Unido, España y Alemania, además de los procesos globales, lo que permitirá, dijeron los responsables de Telefónica, “avanzar en el nivel de calidad, simplificación y estandarización”, puntos considerados clave por Telefónica para su transformación.

La operadora ha inaugurado en el centro un espacio destinado a mostrar a empresas e instituciones sus soluciones de cloud computing. “Es un sitio donde ver y tocar la nube”, dijo Gravel, que destacó también una nueva propuesta tecnológica de la compañía:su servicio Virtual Data Center 2.0, una solución que permite combinar las ventajas de la nube privada de las empresas con la nube pública de Telefónica. El centro, que también ha recibido la certificación Leeds Gold que avala su eficiencia energética, generó más de 2.000 empleos directos e indirectos en su fase de construcción; ahora cuenta con unos 40 trabajadores.