Lanza Z, el primer 'smartphone' con su sistema operativo Tizen
Móvil de Samsung.
Móvil de Samsung.

Samsung quiere la independencia de Google

Ha tardado más de lo esperado, pero ya está aquí el primer smartphone de Samsung con el sistema operativo de la propia compañía, de nombre Tizen. El teléfono inteligente se llama Z, es el primero del mundo que funciona con esta plataforma y será presentará públicamente este martes en la conferencia de desarrolladores que la compañía celebrará en San Francisco. El dispositivo se empezará a vender en el tercer trimestre de este año en Rusia, aunque es muy probable que llegue a otros mercados posteriormente.

Aunque Tizen ya estaba presente en los relojes Gear 2 y Gear 2 Neo de Samsung, el movimiento supone un mayor desafío para Google, ya que la firma asiática es el principal vendedor de dispositivos (móviles y tabletas) con Android, la plataforma móvil de la multinacional estadounidense. Igualmente, el estreno de Z será un reto para Apple y su iOS y para Microsoft y su Windows Phone.

Samsung, que busca una mayor independencia de Google y diferenciarse de la competencia (Sony, LG y HTC también utilizan para sus móviles Android), lleva tiempo trabajando con su socio Intel para impulsar Tizen y crear su propio ecosistema móvil. De hecho, la plataforma de la firma surcoreana (que se presenta como un sistema operativo alternativo) contará con su tienda de aplicaciones propia, Tizen Store.

Respecto al nuevo móvil señalar que este tiene una pantalla HD de 4,8 pulgadas Super Amoled (resolución 1280 x 720 píxeles) y su carcasa es de plástico, aunque imita a la piel. Algo que recuerda al Galaxy Note 3 de Samsung. El terminal pesa 136 gramos y tiene 8,6 milímetros de grosor. El procesador del Z es de cuatro núcleos a 2,3 GHz, lleva 2 GB de RAMy almacenamiento de 16 GB con microSD expandible hasta 64 GB.

La cámara trasera es de 8 megapíxeles y la frontal, de 2,1 megapíxeles. Su batería es de 2.600 mAh. Samsung no ha desvelado aún el precio, pero utilizará este lanzamiento para comprobar si Tizen tiene un hueco en el mercado de los teléfonos inteligentes, donde otros sistemas operativos como Firefox buscan también su espacio.

Aunque Samsung defiende que una de las ventajas de Tizen es la rapidez del interfaz y su potente capacidad multimedia, quizás su principal problema "es que no tenga suficientes aplicaciones de alta calidad disponibles para hacer suficientemente atractivos los dispositivos", según señala Ian Fogg, de la consultora IHS, a la BBC. De todos modos, la compañía asiática ha llevado a cabo ya medidas para tratar de alentar a los desarrolladores de software y es muy posible que la conferencia que celebra mañana se insista en esa línea. Un movimiento que también podría contribuir a aumentar los ingresos de Samsung, más allá de la venta de dispositivos.

La apuesta de Samsung por Tizen parece fuerte. Más allá de los dispositivos wearables y de los smartphones, el domingo la compañía también anunció que lanzaría un kit de desarrollo de software para los televisores, según cuenta la web de la cadena británica. Una solución que permitirá a los desarrolladores diseñar aplicaciones para los televisores que funcionen con Tizen.