Sheldon Adelson niega rumores sobre su marcha

El rey del juego no abdica

Sheldon Adelson, presidente de Las Vegas Sands, en una imagen tomada el mes pasado.
Sheldon Adelson, presidente de Las Vegas Sands, en una imagen tomada el mes pasado.

Las Vegas Sands, la mayor compañía del mundo de juego, que planeaba construir un macrocomplejo de juego y ocio en Madrid, ha negado a través de un comunicado los rumores sobre la marcha de su presidente, fundador y primer accionista, Sheldon Adelson. Hace dos semanas un artículo aparecido en el diario The Wall Street Journal sugería la dimisión de Adelson.

"No tengo planes de traspasar mi trabajo a nadie", dice el empresario, una de las 20 mayores fortunas del mundo, 80 años, en el comunicado de la multinacional estadounidense. "Como dice la supuesta cita de Mark Twain, los rumores sobre mi muerte han sido muy exagerados", dice la nota informativa del grupo, publicada en la SEC, el regulador del mercado de Estados Unidos. "Hemos alcanzado una posición de liderazgo en la industria del juego y quiero seguir año tras año afianzando esta posición", señala, "y estoy intensamente ocupado en ello", añade.

Las Vegas Sands celebra esta semana junta de accionistas y en la misma propondrá entregar a su presidente 14 millones de dólares, unos 10,4 millones de euros, a cargo del ejercicio pasado del grupo. Adelson recibirá esos 14 millones de dólares en concepto de salario anual (un millón); opciones sobre acciones (1,8 millones); plan de incentivos (6,6 millones); y otros conceptos (más de tres millones).

La participación de Sheldon Adelson en Las Vegas Sands, superior al 53%, controlada conjuntamente con su esposa Miriam Adelson, tiene un valor de mercado de más de 31.000 millones de dólares, 23.134 millones de euros aproximadamente (el valor de cotización de Las Vegas Sands alcanza un valor cercano a los 62.000 millones de dólares).

Los mayores ingresos que logra Adelson anualmente a través de Las Vegas Sands son vía dividendos. Por el ejercicio 2013 ingresó 604,2 millones de dólares, 447,5 millones de euros. En 2012 recibió más del doble, 1.116 millones de dólares.

Leven deja el cargo

Quien sí ha anunciado que deja su puesto actual en la compañía ha sido Michael Leven, consejero delegado. Leven abandonará su cargo a finales de este año; el ejecutivo fue nombrado consejero delegado de Las Vegas Sands en 2009, poco después de la caída de Lehman Brothers (septiembre de 2008), en un momento en el que la compañía pasó los peores momentos de su historia llegando el valor de sus acciones a caer por debajo de los cinco dólares por acción (el banco estadounidense era el principal financiador de las operaciones de la multinacional del juego); en la actualidad la compañía cotiza en el entorno de los 75 dólares por acción.

Las Vegas Sandos comunicó a finales del pasado que desistía de sus planes de levantar en Madrid un macrocomplejo de juego y ocio que hubiera requerido una inversión de 16.000 millones de euros. El grupo está centrado ahora en explorar nuevas oportunidades de inversión en Asia. El pasado viernes el primer ministro de Japón, Shizo Abe, visitó las instalaciones de los complejos de Las Vegas Sands en Singapur.