El principal alimento de consumo de los hogares es la carne

España no es país para vegetarianos

Matadero en País Vasco.
Matadero en País Vasco.

"España es el país más carnívoro de la Unión Europea" ha comentado esta mañana Joaquín Maudos, catedrátido de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad de Valencia, durante la presentación del informe sobre la industria alimentaria en España elaborado por la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (Fiab). La carne se ha convertido en el principal alimento consumido en los hogares españoles y también en uno de los motores económicos de la industria de la alimentación del país.

El pasado año la carne fue el principal alimento adquirido por los consumidores españoles representando el 4,6% de la cesta de la compra (le siguen pan y cereales, 2,8%; quesos y huevos, 2,5%; pescado, 2,4%; y fruta, hortalizas, legumbres y patatas, 1,6%). Pero hay que señalar que el consumo de la carne fresca de vacuno, de cerdo y de ovino ha caído en los tres últimos años.

Dentro de la categoría de carne, el producto cuyo consumo experimentó un mayor crecimiento el pasado año fue la categoría que incluye carne de despojos, de pavo, de avestruz, congelada... creciendo un 3,4%. El volumen de carne de cerdo ha aumentado un 0,8% entre 2013 y 2012 frente al descenso del 4,5% de la carne fresca de vacuno, del 1,6% en carne de ovino, y una caída del 1,2% en carne de pollo.

Según datos del Ministerio de Agricultura, en 2010 se consumieron en España 669,8 millones de kilogramos de carne de pollo fresca, 671,5 millones en 2013. El pasado año se consumieron 495,6 millones de kilogramos de carne de cerdo fresca (512,8 millones en 2010); 280,8 millones de kilogramos de carne de vacuno fresca (309,4 millones en 2010); y 85,7 millones de kilogramos de carne de ovino (102,5 millones en 2010). Cada español destinó el año pasado 61 euros al consumo de carne de cerdo, 58 euros a la compra de pollo y 54 euros a la de vacuno.

De acuerdo a datos presentados por Fiab, en 2013 el 35,2% del gasto en alimentación en los hogares españoles estuvo destinado a la compra de carne y pescado siendo la carne el producto que lideró el gasto con un 22% del total. En cuanto al consumo de alimentos fuera del hogar, el de carne también registró en 2013 crecimientos leves (la mayoría de alimentos consumidos fuera de casa registró caídas el pasado año). El consumo de pollo fuera del hogar creció un 6,7% y el de porcino un 4,1%.

En el aumento del consumo de carne en España ha incidido el precio ya que mientras que la mayoría de los alimentos ha experimentado subidas, en el sector de la carne los precios se han mantenido prácticamente estables. El precio de la carne en general el pasado año subió un 0,2% en compración con la variación interanual del IPC. "La carne es sin duda el alimento más barato que pueden adquirir los hogares españoles en relación con la media europea, un 25% más barato en 2012", señala el informe de Fiab.

Negocio exterior

La carne no sólo triunfa en las cocinas españolas. También es uno de los alimentos que las compañías españolas más exportaron en 2013. De acuerdo al informe de Fiab, "el capítulo exportador más importante es el de Carnes y despojos comestibles, con un 17,3% del total de productos de la industria de alimentación y bebidas".

Según datos del Ministerio de Economía, la carne porcina fue la segunda partida exportadora de la industria de la alimentación y bebidas el año pasado, representando el 10,6% del total de las exportaciones, sólo por detrás del vino. El pasado año la industria de la carne en España registró un volumen de exportación que superaba ampliamente el de las importaciones, presentando tasas de cobertura por encima del 100%, hasta el 344,6%.

El número de empresas españolas exportadoras de carne aumentó en 2013 hasta las 884 (856 en 2012; 807 en 2011; 773 en 2010). En el año del inicio de la crisis, en 2007, España exportaba carne por valor de 2.184 millones de euros, frente a los 3.916 millones de euros en exportaciones en 2013.

El auge de este subsector en España lo muestra la reciente adquisición del líder del país de venta de carne de cerdo, Campofrío, por parte del grupo mexicano Sigma y el chino WH. En opinión de Horacio González Alemán, director general de Fiab, la operación de venta de Campofrío no supone una amenaza para la industria cárnica española, ya que la compañía "sigue siendo española mientras mantenga aquí la producción y las fábricas", dijo.