La automatización del hogar promete dar muchos ingresos extras

Google, Apple y Microsoft se vuelcan ahora en la domótica

La industria de la domótica está que arde. La automatización del hogar se va a convertir en el próximo campo de batalla de los gigantes tecnológicos, con Google, Apple, Microsoft y Samsung a la cabeza. Ayer, el buscador abrió en Madrid su Google House, una casa donde la compañía quiere mostrar el potencial de su tecnología para hacer la vida más fácil a los miembros de una familia. Tras recorrer diferentes ciudades en el mundo (Nueva York, París y Londres, entre otras), la multinacional ha traído la iniciativa a España.

La vivienda tecnológica de Google no muestra, pese a todo, elementos de domótica. Se limita a enseñar cómo la búsqueda por voz, el asistente personal Google Now o sus herramientas Google Drive y Hangouts permiten a los miembros de la casa sacar, por ejemplo, una receta cuando se está en la cocina para hacer un guiso (y todo a través de una pantalla y sin usar las manos), hacer un trabajo de colegio sobre un documento compartido con otros compañeros a través de internet, o mantener una videoconferencia con 10 personas de forma simultánea, o con una experta en estilismo antes de acudir a un evento.

También mostró como su pequeño dispositivo Chromecast permite reproducir el contenido de Youtube, Google Play y Wuaki TV desde un móvil, una tableta o un ordenador directamente en el televisor, impulsando de esta manera el consumo de contenido audiovisual en formato multipantalla. La compañía hizo igualmente una exhibición de sus tabletas Nexus y de sus gafas inteligentes, Google Glass, que permiten mandar un mensaje, hacer una búsqueda o tomar una foto solo dando instrucciones con la voz o desplazando el dedo sobre la patilla de la misma.

Más allá de lo visto en esta casa, Google ha hecho movimientos serios para dominar el internet de las cosas, dentro del hogar. El pasado enero, el buscador adquirió Nest Labs, una empresa especializada en la fabricación de termostatos y detectores de humo conectados a internet y controlables a través del móvil. El primero de ello es capaz de aprender del comportamiento del usuario y saber si la casa está ocupada o no por medio de sensores de temperatura, de humedad, de actividad y de luz. La apuesta es tal que el propietario de Android no dudo en desembolsar 3.200 millones de dólares (2.350 millones de euros) por la compañía. Pero su ambición no queda ahí. Según The Information, Google negocia actualmente la compra de Dropcam, los creadores de la cámara de videovigilancia del mismo nombre para el hogar que permite almacenar las grabaciones en la nube y visionarla desde cualquier lugar en cualquier momento.

Ampliar sus ecosistemas

Microsoft también ha dado pasos en firme para ocupar su espacio en esta industria. Hace dos semanas, se conoció que la compañía dirigida por Satya Nadella había alcanzado un acuerdo con Insteon, una red domótica gratuita muy popular en EEUU. Los planes de la empresa de Redmond son integrar su software en el hardware de su socio y además vender los productos de Insteon en sus tiendas desde el próximo julio. El propietario de Windows planea incorporar los dispositivos de domótica de Insteon –que incluyen más de 200 sensores, interruptores, cámaras y otros equipos capaces e monitorizar y automatizar los objetos de la casa– a su ecosistema.

La próxima gran sorpresa se espera la semana que viene, si finalmente Apple presenta, como ha avanzado Financial Times, una plataforma de software para controlar el hogar desde el móvil. Para conocer los detalles habrá que esperar a la Conferencia de Desarrolladores que la compañía celebrará el próximo 2 de junio, pero por lo que se conoce hasta ahora, la plataforma serviría para controlar las luces del hogar, la temperatura del aire acondicionado, la lavadora... Es decir, todos los electrodomésticos habituales de una casa, aunque para ello será preciso contar con dispositivos conectados a la red de casa como las bombillas Philips Hue, o el termostato Nest, de Google.

Según cuenta la web tecnológica Gizmodo.es, la plataforma parece una extensión del programa Apple MFi (Made for iPhone) que la compañía ya ofrece para certificar oficialmente otros accesorios como bases de sonido. Pero, añaden, que esta nueva plataforma tendrá una marca diferente, estará enfocada solo a productos de hogar inteligente, y tendrá su propio apoyo de software para desarrolladores. Al parecer, Apple está negociando ya con fabricantes de dispositivos para el hogar para que estén preparados para funcionar con su plataforma domótica.

En este contexto, también conviene destacar que Samsung ha lanzado recientemente una gama de frigoríficos, lavadoras y televisores que se pueden controlar desde los smartphones y los relojes inteligentes de la compañía. La firma, que aparece en un informe de Fidelity como una de las empresas favoritas para tomar la delantera en el desarrollo de aparatos domésticos de consumo inteligente que puedan comunicarse entre sí, tiene su propio sistema operativo Tizen, que podría explotar en un futuro en este entorno del internet de las cosas, concretamente dentro del hogar.

Este próximo boom tecnológico –que los gigantes tecnológicos tratarán de explotar con la venta de servicios y dispositivos y también mostrando anuncios en frigoríficos, termostatos o gafas, como reconoció recientemente Google a la SEC, no está exento de problemas y de desafíos, como son los riesgos relacionados con la seguridad de los datos y la privacidad de las personas.