Proyecto Cre100do.es

Cómo construir cien grandes empresas en cinco años

Presentación del proyecto Cre100do.es en Madrid.
Presentación del proyecto Cre100do.es en Madrid.

España es un país de pymes. Esta frase, repetida hasta la saciedad para describir al tejido empresarial de España, ilustra mejor que ninguna la singularidad empresarial en España. En la actualidad hay censadas 3,14 millones de empresas, de las que 1,6 millones son profesionales y 1,2 son autónomos. De las restantes 300.000, 260.000 pueden ser consideradas pymes (entre 5 y 100 empleados), 1.528 son corporaciones medianas (más de 500 empleados) y tan solo 101 son grandes multinacionales, con más de 5.000 millones.

Si esas cifras las analizamos en la aportación al sector exterior, las conclusiones son mucho más evidentes. En 2013, 151.214 empresas exportaron bienes y servicios por valor de 234.000 millones de euros. De ellos, 117.000 millones corresponden a 222 multinacionales, 70.000 millones a 2.476 grandes empresas y los 47.000 restantes a 148.516 pymes. Dicho de otra manera, que las grandes corporaciones (entendidas como aquellas que facturan entre 25 y 250 millones) representan tan solo el 0,04% de las empresas españolas y el 1,63 de las exportadoras.

Una situación radicalmente diferente a la de otras potencias europeas como Alemania. Ese déficit es el que ha llevado a la Fundación Innovación Bankinter, al ICEX y al Círculo de Empresarios a diseñar el programa Cre100do.es, cuyo principal objetivo es conseguir que 100 empresas medianas españolas pasen a ser grandes en un plazo de cinco años. “Tenemos un tejido competitivo, pero nos falta tamaño, necesario para la creación de empleo cualificado”, apuntó Pedro Guerrero, presidente de Bankinter, durante la presentación del proyecto. Y para ello es imprescindible, según Jesús Sáinz, secretario general del Circulo de Empresarios, trasladar el foco de la atención desde las pymes a la gran empresa. “Hace falta prestarles más atención para que innoven y se internacionalicen. Si en España hubiera el mismo número de grandes empresas que en Alemania, la productividad de estas compañías crecería en torno al 12%”, subrayó.

Crédito e impuestos, las grandes trabas para el crecimiento empresarial

La iniciativa, a través de la que se seleccionaran cada año entre 15 y 25 compañías en los próximos cinco ejercicios, nace con tres objetivos. “Consolidar el esfuerzo realizado por estas compañías, localizar talento y generar impacto”, apuntó Isaac Martín Barbero, director general del ICEX.

El director del proyecto, Carlos Mira, aclaró que las empresas serán seleccionadas por su potencial de crecimiento, su efecto multiplicador (la capacidad para generar empleo y valor añadido) y su pertenencia a un sector en el que la empresa española tenga una posición de liderazgo, como el agroalimentario, la automoción, la máquina-herramienta o el turismo. Mira aclaró que la iniciativa no pretende ofrecer financiación a las empresas para su crecimiento, sino aportarles las herramientas y los conocimientos a los que solo tienen acceso ahora las multinacionales. “Lo que trataremos es de darles a conocer cuáles son los asuntos críticos que comprometen su crecimiento, les ayudaremos a visibilizar las tendencias sobre las que construir sus empresas, les daremos a conocer las mejoras prácticas mundiales, les enseñaremos a acelerar su internacionalización y la captación de talento. Todo ello le abrirá la puerta de los bancos”. Además de los tres organismos impulsores de la iniciativa, otras 14 compañías (Accenture, Afi, Amadeus, AT Kearney, Bankinter, Deloitte, Esade, Ferrovial, Garrigues, IBM, IESE, Mckinsey, Ramón y Cajal Abogados y Telefónica) también aportarán su experiencia a la hora de hacer ganar tamaño a las compañías seleccionadas. La hoja de ruta establecida es que en los próximos seis meses se definirá el índice para valorar el potencial de crecimiento de las compañías, se seleccionarán las primeras 15 empresas y se lanzarán los primeros 10 proyectos.

En la presentación también se abordaron dos de los problemas que condicionan el crecimiento empresarial: la falta de financiación y la presión fiscal. El presidente de Bankinter señaló que el crédito empresarial concedido por su entidad ha llegado a crecer un 25%, aunque avanzó que este año es “mucho más difícil” de alcanzar esas cifras. “Cuando hay un proyecto empresarial nuevo, todos estamos deseando entrar”, dijo. El secretario general del Círculo de Empresarios apuntó que las subidas de impuestos aprobadas en los dos últimos años y medio constituyen un obstáculo para el crecimiento empresarial y pueden ahuyentar a las firmas envueltas en un proceso de crecimiento.

Las propuestas de CEOE para ganar tamaño

El problema del reducido tamaño de las empresas es especialmente preocupante en España, donde el 99,9% de las empresas son pymes. Para revertir estas cifras, la patronal CEOE propuso recientemente una batería de recomendaciones para cambiar el tejido industrial de España haciendo ganar tamaño las medianas empresas. Así, en materia fiscal, reclamaron revisar ayudas, trámites y normativas en las que se discrimine a las empresas en función de su tamaño.

También plantearon la necesidad de eliminar obstáculos fiscales. En el documento pedían una revisión de los incentivos fiscales en Sociedades que favorezcan una mayor dimensión. Así proponían la aprobación de una deducción en la base imponible del impuesto por el 15% de las inversiones realizadas en acciones o participaciones en el capital social de empresas productivas españolas.