El 16,9% llega con mucha dificultad a fin de mes

Casi el 10% de los hogares españoles no puede pagar los recibos de la casa

Encuesta de condiciones de vida Ampliar foto

El 27,3% de los españoles está en riesgo de pobreza o exclusión social, cifra similar a la de hace un año. Este dato usa el indicador AROPE de riesgo de pobreza o exclusión social que es el que figura en la estrategia Europa 2020 de la Unión Europea, que tiene en cuenta tanto el nivel de ingresos como la baja intensidad de empleo en los hogares o la carencia materiales.

De hecho, según la Encuesta de Condiciones de Vida publicada hoy por el INE, el 9,3% de los españoles paga con retraso facturas relacionadas con su vivienda habitual (hipoteca, luz, gas, comunidad de vecinos). Este porcentaje esneuve décimas superior al del año pasado. Además, el 16,9% de los hogares tiene "mucha dificultad" para llegar a fin de mes, 3,4 puntos más que hace un año. Casi la mitad de los hogares no se puede ir de vacaciones ni siquiera una semana al año (el 45,8% del total, 0,7 puntos más que el año pasado) y el 41% no puede afrontar gastos imprevistos.

Sobre las carencias más severas, un 3,4% de los hogares no puede comer carne o pescado todos los días, y un 8% no puede mantener la casa a una temperatura adecuada, según dicha encuesta.

El porcentaje de españoles cuyos ingresos están un 60% por debajo de la mediana es del 20,4%, cuatro décimas menos que hace un año. El descenso no responde a una mejora de la situación sino a que al disminuir los ingresos de la población en general también lo hace el límite que marca el riesgo de pobreza.

Así, en 2012 el ingreso medio por hogar ascendía a 26.775 euros al año, cifra que es un 3,5% inferior a la del año pasado. Desde 2008 el ingreso medio de un hogar en España ha caído el 10%,. Con estos datos, los ingresos que marcan el umbral de pobreza de una persona se situaron en 8.114 euros, y en 17.040 para los hogares compuestos por dos adultos y dos menores, frente a los 8.321 y 17.473 euros, respectivamente, de 2012.

Existe, no obstante, una notable diferencia por edades. El riesgo de pobreza o exclusión social entre los menores de 16 años es más del doble que para los mayores de 65 años: el 31,9% frente al 14,5% si se tienen en cuenta las carencias materiales o el 26,7% frente al 12,7% si solo se computan los ingresos. Además, la pobreza cae entre los jubilados pero sube entre los más jóvenes.

Además, el riesgo de pobreza está muy concentrado en los extranjeros: Casi la mitad de la población extracomunitaria de 16 o más años está en riesgo de pobreza, frente al 16,5% de los españoles o el 35,1% de los extranjeros procedentes de la UE (que incluye países del Este).