Se plantea suspender la subasta de las oficinas de fuera de Cataluña

El FROB inicia la puja de Catalunya Banc con nuevas complicaciones

Sede de Catalunya Banc
Sede de Catalunya Banc

Las principales entidades españolas ya se han reunido con N+1 para conocer datos de Catalunya Banc. El FROB así dará esta semana el pistoletazo de salida a la subasta, cuya resolución será rápida. El problema es que el FROB debe comunicar ahora si su venta incluirá o no la cartera hipotecaria y las oficinas de fuera de Cataluña, una vez que Banco Popular y Evo Banco han pedido ayudas en sus ofertas por la red.

 Una losa, eso es en lo que parece que se ha convertido la venta de Catalunya Banc (su marca comercial es CX) para Economía y el Banco de España. Tras dos subastas frustradas, el FROB tiene previsto iniciar un nuevo proceso de venta en los próximos días, una vez que el banco de inversión N+1 –contratado para llevar a cabo esta subasta–, ha mantenido ya contactos con Santander, BBVA y CaixaBank en los que les ha mostrado datos de CX y en los que estas entidades le han comunicado sus intenciones de participar en la subasta.

El organismo que dirige Antonio Carrascosa, de hecho, pretende dar el pistoletazo de salida de esta subasta esta misma semana. Aunque el proceso nuevamente se ha complicado.

El objetivo del FROB era vender los negocios no estratégicos de CX antes de iniciar la subasta del banco catalán, pero más tarde consideró incluso venderlos en paralelo a Catalunya Banc. El proyecto era conseguir rentabilizar esta venta lo más posible para recuperar una pequeña parte de los más de 12.000 millones de euros que Catalunya Banc ha recibido en ayudas públicas. El FROB declaró a finales del pasado año que pretendía obtener más dinero que con Novagalicia, venta por la que el Estado recuperará (una vez que Bruselas autorice la operación) 1.003 millones de los casi 9.000 millones que la firma gallega recibió en ayudas.

Las ofertas no vinculantes presentadas hace dos semanas por Banco Popular y Evo Banco para quedarse con unas 80 oficinas de fuera de Cataluña de CX parecía que iban a salvar al FROB de cerrar estas sucursales de Catalunya Banc, que ahora suman 146 locales. Pero la petición de ayudas por parte de Popular y del fondo estadounidense Apollo (dueño de Evo Banco), han sentado como un jarro de agua fría en el FROB. Piden, entre otras cosas, una parte de los créditos fiscales que podrá activar el comprador de Catalunya Banc. Además, solicitan que estas oficinas estén limpias de créditos hipotecarios y que la operación se realice a un precio casi simbólico.

Tras estas reclamaciones, la balanza se inclina en estos momentos por que estas oficinas se incluyan en la subasta de CX. El FROB ya ha tanteado a la gran banca y, según apuntan varias fuentes, estas entidades estarían dispuestas a presentar una oferta por todo el paquete. Eso sí, todas reclaman los créditos fiscales que suma CX, tanto los activados como los que no, y que ascienden en total a 3.500 millones de euros.

Santander, según las mismas fuentes, es el banco que ha mostrado más interés por Catalunya Banc, y al que menos le importaría hacerse en la misma operación con la red de fuera de Cataluña de CX. El banco que preside Emilio Botín es el único gran grupo financiero español que no ha realizado ninguna compra en estos seis años que ha durado la crisis del sector. Esta es una de las razones por las que el mercado le da como favorito en esta subasta, pero no es la única, ni la principal. La primera razón es que Santander tiene una muy pequeña cuota de mercado en esta comunidad autónoma, y uno de sus objetivos es aumentarla en los próximos años.

Isidro Fainé también aseguró el viernes que CaixaBank, entidad que preside, presentará una oferta “razonable” por Catalunya Banc y se mostró confiado en que su banco se encuentra en una buena posición para hacerse con la nacionalizada.

El hecho de que CX sea una excaja de ahorros y de que, además, sea catalana influye considerablemente en la decisión de pujar por parte de CaixaBank. BBVA también estudiará en profundidad presentar una oferta por Catalunya Banc, aunque en su caso, ya cuenta con Unnim, otra excaja nacionalizada adquirida por BBVA hace dos años. Pero su interés inicialmente es menor que el de Santander o CaixaBank.

El FROB sí está dispuesto a vender la cartera de hipotecas a un fondo. Falta la respuesta de Bruselas.

 

Evo Banco comienza a cerrar oficinas

El fondo Apollo tiene completamente diseñada la estrategia que seguirá en Evo Banco, primera entidad financiera en España propiedad de un fondo. Su apuesta pasa por que Evo sea un banco con presencia en toda España, aunque con pocas oficinas. Las justas para que el cliente pueda acudir mañana y tarde para firmar una hipoteca. Pero pretende que el grueso de las operaciones se realicen online. De ahí que su objetivo sea abrir en unas regiones y cerrar en otras. De momento, ha comentado a la plantilla el cierre de cuatro oficinas en Madrid y una en Barcelona. Ahora tiene 80 sucursales.