Las viudas saldrán perjudicadas

Los lesionados graves por accidentes de tráfico cobrarán más

Una grúa retira un coche siniestrado.
Una grúa retira un coche siniestrado.

El borrador para la revisión del baremo que fija las indemnizaciones mínimas en los accidentes de tráfico ya está listo. Después de varios meses de trabajo conjunto entre las aseguradoras, el regulador y las asociaciones de víctimas, la semana pasada se cerró una propuesta inicial que contempla una subida generalizada de las compensaciones que perciben los graves lesionados. Además, el documento contempla una sustancial mejora para los hijos que pierden a alguno de sus progenitores en un siniestro.

La reforma beneficiará especialmente a aquellas personas que padecen lesiones de por vida tras sufrir un accidente. Tanto la DGS como el sector reconocían que ahora recibían poco dinero.
En el caso de la propuesta de indemnización en caso de muerte, publicada ayer por la agencia Colpisa, el cónyuge tendría derecho a una indemnización de 105.000 euros si la víctima tiene menos de 67 años y convivían desde hacía 30 años. Esta compensación es un 9% inferior a la que está fijada actualmente.

En cambio, para los hijos las indemnizaciones se incrementan. En el caso de los menores de 14 años, la cuantía mínima será de 90.000 euros. Entre 14 y 20 euros percibirán al menos 80.000 euros, y 50.000 euros si tienen entre 20 y 30 años. En la actualidad, las indemnizaciones oscilan entre los 9.300 euros si el hijo del fallecido tiene más de 25 años y 18.600 euros si tiene menos.

La lógica de esta reforma está en los cambios demográficos y sociológicos que ha experimentado la sociedad española en los últimos 20 años. Con la fuerte incorporación de la mujer al mercado laboral, su vulnerabilidad en caso de viudedad se ha reducido, por ello se limitan sus indemnizaciones. Las indemnizaciones básicas se complementarán teniendo en cuenta los ingresos de la víctima, su edad y otros factores personales.

La propuesta de los expertos incluye compensaciones para los nietos a cargo de los abuelos que fallezcan en colisiones, además de para parejas de hecho y familiares de segundo o tercer grado.

Las indemnizaciones subirán cerca del 10%

M. M. M.

Aunque el documento aprobado la semana pasada es tan solo un borrador elaborado por una comisión de expertos, fuentes del sector apuntan que en su tramitación legislativa sufrirá pocas modificaciones, dado que cuenta con el respaldo del regulador de los seguros (la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones), las aseguradoras y las asociaciones de víctimas. En términos globales, algunos cálculos apuntan a que el montante de las indemnizaciones podría incrementarse, por término medio, un 10%, debido especialmente a la revisión al alza de las cuantías que perciben los lesionados graves. Durante los próximos 20 días, todos los grupos interesados podrán efectuar alegaciones para el texto definitivo del nuevo baremo de indemnizaciones.