La recuperación económica es la mayor aliada del valor

ArcelorMittal, potencial del 19% tras el letargo

Planta de ArcelorMittal cerca de Marsella, en el sur de Francia
Planta de ArcelorMittal cerca de Marsella, en el sur de Francia

ArcelorMittal, paradigma de compañía cíclica ligada al crecimiento, es una de las empresas que debería verse beneficiada por la recuperación económica mundial tras el severo impacto de la crisis. Por eso, la empresa siderúrgica aparece entre las preferencias de varias firmas de análisis a pesar de que las dudas sobre la economía china y el conflicto entre Rusia y Ucrania se han cruzado en su camino. La convicción mayoritaria entre los expertos es que la recuperación económica cogerá ritmo en la segunda mitad del año y por eso mantienen que la empresa conserva recorrido alcista en Bolsa, aunque lleva un 2014 gris con un descenso del 11%.

El valor, que marcó su máximo anual en los 13,06 euros en enero, tocó fondo a mediados de marzo en los 10,72 euros. Desde entonces remonta un 6,6% hasta los 11,43 euros en los que cerró ayer. El último factor para juzgar a la empresa son sus resultados del primer trimestre. La compañía perdió hasta marzo 205 millones de dólares (unos 149,5 millones de euros), un 40% menos que en el mismo periodo de 2013. Su Ebitda ascendió a los 1.758 millones de dólares, por encima de lo esperado por el consenso y la empresa mantiene su objetivo de obtener un Ebitda este año de 8.000 millones de dólares (unos 5.850 millones de euros). Javier Urones, analista de XTB, piensa que hay señales alentadoras en sus cuentas trimestales que deberían permitir a la empresa volver a los números verdes en los próximos meses. “En caso de que logre recobrar niveles de producción industrial similares a los de 2010 o 2011 su valoración se situaría cerca de los 16 euros por acción”, apunta.

El errante comportamiento del valor en Bolsa le ha dejado rezagado y conserva un potencial a doce meses del 19,5% según el consenso de los analistas que siguen a la empresa recopilado por Bloomberg. Un 55,6% de los expertos aconseja comprar acciones de la compañía; un 20%, mantener y un 24,4%, vender. Société Générale, la firma más optimista con el valor, cree que podría subir un 66%. El banco francés maneja unas previsiones de Ebitda superiores a las del consenso para los tres próximos años (un 2% mayor para este año y un 11% y 13% en 2015 y 2016, respectivamente).

Francisco Rodríguez, analista de Sabadell, también cree que “la empresa tiene potencial porque está barata por valoración”. Este experto destaca de los últimos resultados de la compañía “el mensaje positivo sobre la demanda de acero global y en especial sobre la demanda de acero en Europa, el mercado que más problemas le ha dado en los últimos años, donde han aumentado sus perspectivas de crecimiento”. ArcelorMittal mejoró en su última presentación de resultados su estimación sobre el aumento de la demanda de acero en Europa hasta el 2-3%. La reducción de costes es otro de los puntos fuertes del valor, según los expertos.

China, piedra en el zapato de la compañía

El horizonte también presenta algún nubarrón para ArcelorMittal._Entre sus puntos débiles se encuentra su alta exposición a China, que ha generado volatilidad en la cotización. Rodríguez recuerda que “China es el mayor productor de acero del mundo y el mayor consumidor de materias primeras”, por lo que la fragilidad de los últimos datos en aquel país perjudica a la empresa. Otro punto negativo es el conflicto entre Ucrania y Rusia. Algunos expertos mantienen en cuarentena al valor como Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, quien explica que ArcelorMittal se encuentra en una fase lateral y “podría ser una buena opción si supera los 12,2 euros, porque ahí el título se volvería alcista”. Victoria Torre, analista de Self Bank, añade otros riesgos que pueden afectar al valor como la exposición a divisas, su refinanciación, riesgos geopolíticos o una hipotética desaceleración del crecimiento mundial.

Desde Nomura afirman que ArcelorMittal cotiza a 6,7 veces su Ebitda estimado para este año, un precio barato respecto a la media del sector del acero que cotiza a unas 8,4 veces. Sin embargo, creen que la valoración de la compañía sigue siendo cara porque en torno al 55% de su Ebitda ha estado impulsado por los ingresos por el mineral de hierro. Los analistas de la firma nipona, que aconsejan reducir la exposición a la empresa siderúrgica, estiman que el precio de ese mineral caerá este año hasta los 110 dólares por tonelada, frente a los 130 que alcanzó en enero.