Desgravaciones a futuro en compañías sin beneficios

CC OO revela que 18 empresas del Ibex tienen 62.227 millones en crédito fiscal

Imagen del interior de la Bolsa de Madrid.
Imagen del interior de la Bolsa de Madrid. EFE

El sindicato CC OO ha denunciado hoy que 18 empresas del Ibex 35 acumulaban un total de 62.227 millones de euros en créditos fiscales al cierre de 2013, lo que supone un incremento del 18,6% respecto al año anterior. Esta figura fiscal que recoge la ley permite la desgravación de impuestos a empresas sin beneficios, que pueden utilizar, cuando los tengan, hasta 18 años después para reducir el pago de tributos futuros.

Este incremento de los créditos fiscales se produce además en un momento en el que sigue cayendo la recaudación por el Impuesto de Sociedades, reprocha el sindicato. Desde 2007, cuando alcanzó su máxima recaudación, con 44.823 millones de euros (el 25,9% de todos los ingresos impositivos), ha bajado hasta los 19.945 millones en 2013, un 55% menos, por lo que ahora supone apenas el 14% de toda la recaudación fiscal.

En cambio, CC OO destaca que esta importante caída no se produce de la misma manera en los ingresos por IRPF, a pesar de haberse triplicado la tasa de paro. Así, la recaudación por esta figura impositiva ha pasado de los 72.614 millones en 2007 a los 69.951 millones en 2013, lo que supone una reducción de sólo el 3,7%.

Mientras tanto, critica el sindicato, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anuncia para la inminente reforma fiscal bajadas parciales de impuestos directos, tanto en Sociedades como en IRPF, que sin embargo se compensarán con el aumento de impuestos indirectos, “más regresivos e injustos”, que recaerán en mayor medida sobre las rentas del trabajo, “como ya viene ocurriendo en los últimos años”.

Por último, el sindicato liderado por Ignacio Fernández Toxo reclama al Gobierno que aborde una reforma fiscal integral, basada en la lucha contra el fraude, la eliminación de las múltiples formas legales de elusión fiscal, un sistema fiscal soportado por todos los ciudadanos y empresas “de forma justa” y un reequilibrio de los esfuerzos de las rentas del capital y del trabajo