Asumirá un cargo de 200 millones en el segundo trimestre

General Motors llama a revisión a tres millones de coches más

Automóviles de General Motors aparcados en una campa.
Automóviles de General Motors aparcados en una campa.

La multinacional automovilística General Motors dijo el jueves que ha emitido un comunicado a sus clientes llamando a revisión a casi 3 millones de vehículos a nivel mundial. La multinacional espera que esta nueva llamada a revisión le origine un cargo de hasta 200 millones de dólares en el segundo trimestre.

La nueva revisión es consecuencia de la retirada de los interruptores de encendido defectuosos vinculados a por lo menos 13 muertes. El líder estadounidense precisó que la mayor de estas revisiones cubre más de 2,7 millones de coches por fallos de funcionamiento de las luces traseras , incluyendo el Chevrolet Malibu, y el Pontiac G6 Saturn Aura. Los otros cuatro retiros cubren sedanes Chevrolet Malibu, coches deportivos Chevy Corvette , sedanes Cadillac CTS, camiones y SUVs.

General Motors precisó que las nuevas revisiones son resultado del enfoque más preciso puesto en marcha en cuestiones de seguridad tras la retirada a principios de este año de 2,6 millones de vehículos por el interruptor defectuoso.Una iniciativa que en el primer trimestre obligó a General Motors a asumir un cargo de 1.300 millones de dólares.

De los 2.991.140 vehículos llamados a revisión el jueves, más de 2,7 millones se vendieron en los Estados Unidos, más de 201.000 en Canadá, 1.200 en México y 76.000 fueron exportados fuera de América del Norte, dijo la firma.

“Hemos redoblado nuestros esfuerzos para acelerar y resolver las actuales revisiones en proceso y también hemos identificado y analizado los últimos vehículos que requieren revisión, señalo ayer el director de seguridad de la multinacional Jeff Boyer en un comunicado. General Motors está siendo investigado por los reguladores de seguridad de Estados Unidos, el Congreso, el Departamento de Justicia, la SEC y varios estados por las dramáticas consecuencias que ha generado el manejo una llave de encendido defectuoso, que los ingenieros descubrieron por primera vez en 2001.