La facturación bajó un 4,39%

Eroski reduce sus pérdidas un 15,7%, hasta 102 millones

Fachada de un supermercado Eroski en Las Rozas (Madrid).
Fachada de un supermercado Eroski en Las Rozas (Madrid).

La compañía vasca cerró sus cuentas, a 31 de enero de 2014, con un beneficio operativo de 41,4 millones de euros, multiplicando por más de seis veces los 6,3 millones del ejercicio anterior, lo que supone un fortalecimiento de su actividad comercial ordinaria.

La mejora de la eficiencia interna de los procesos ha permitido también incrementar ligeramente el ebitda durante el ejercicio 2013, hasta los 269 millones de euros, fruto de la reducción de los gastos operativos en 161,8 millones de euros, casi el triple que el año anterior.

La facturación continuó viéndose afectada por la desfavorable coyuntura económica y la debilidad del consumo, con un descenso del 4,39% con respecto al ejercicio anterior, alcanzando los 6.698 millones de euros.

Los planes de actuación puestos en marcha por la compañía han permitido que la tendencia de ventas haya mejorado en la segunda parte del año 3,99 puntos porcentuales con respecto al primer semestre.