Solo FCC, IAG y ArcelorMittal cerraron marzo en números rojos

El beneficio de las empresas del Ibex, a punto para retomar el pulso

El beneficio de las empresas del Ibex, a punto para retomar el pulso

Después de un 2013 de luces y sombras, en el que los resultados empresariales pusieron fin a dos años consecutivos de descensos, este primer trimestre era visto por el mercado como la oportunidad perfecta para que las empresas confirmaran que la recuperación vivida en el ejercicio anterior no estaba de paso sino que había llegado para quedarse. A falta de publiquen las cuentas cinco empresas (Acciona, OHL,Sacyr y Técnicas Reunidas lo harán la próxima semana mientras que Inditex cuenta con un calendario fiscal diferente), el beneficio de las compañías del selectivo se sitúa en los 6.758 millones, es decir, un 6% por debajo del mismo periodo de 2013.

A pesar de este descenso, los expertos se muestran confiados y esperan que en un escenario de recuperación económica como el que auguran los principales organismos internacionales, las empresas se vean impulsadas.

Y es que ya lo decían algunos a comienzos de 2014, que el beneficio vaya a aumentar no significa que lo haga de manera automática. Los primeros dos trimestres servirán de base a la consolidación y ya en la segunda mitad del año, conforme se vayan confirmando las estimaciones macro, las cuentas de resultados de las compañías evidenciarán esta mejora. Así, y según las estimaciones del consenso, es de esperar que al cierre de 2014 el beneficio de las empresas del Ibex suba hasta los 33.000 millones, lo que le llevaría a retornar a niveles de 2005. Esta cifra, aunque positiva, todavía estaría lejos de los máximos registrados en 2007, momento en que el resultado ascendía a los 55.000 millones.

Efecto negativo del tipo de cambio

Un denominador común en estos primeros meses del año, con independencia del sector, ha sido la influencia negativa del tipo de cambio, algo que se ha dejado notar con mayor incidencia en aquellas compañías que concentran la mayor parte de su negocio fuera de España, como por ejemplo Telefónica que cifra en 1.100 millones el impacto de la devaluación del bolívar. Este efecto, que ha lastrado las cuentas en este inicio de año, ha tenido una doble vertiente: la depreciación de las divisas de los países emergentes, que adquirió gran protagonismo a finales de enero, y por otro, la fortaleza del euro respecto al dólar.

Este factor ha afectado a los dos grandes bancos, eléctricas como Gas Natural o Endesa y constructoras como ACS.

El sector bancario se ha visto beneficiado de las menores provisiones, después de años en los que los resultados se vieron lastrados por las fuerte dotaciones. Los descensos registrados por algunas entidades como CaixaBank (-55%), Popular (-39%) y BBVA (-64%) obedecen a que han dejado de percibir ingresos extraordinarios. Por el lado de los márgenes, las entidades han mejorado pero todavía queda bastante para que el negocio tradicional, basado en la concesión de créditos, vuelva a tomar la delantera. Respecto a la solvencia, los analistas y el mercado parecen tenerlo claro: el sistema ya no se enfrenta a problemas de confianza, sino que su gran reto es la reducción de la morosidad y la concesión del crédito al consumo.

El sector energético, aunque poco a poco consigue sacar la cabeza a flote, continúa estando afectado por los efectos de las reforma energética y las cuentas de este primer trimestre siguen la tendencia de 2013. Aun así, su beneficio aumenta un 8% en el caso de Iberdrola, beneficiada por la venta de su participación en Brasil y del paquete en EDP; un 6% en Red Eléctrica, y un 5% en Enagás. Tan solo Gas Natural sufre un descenso del 2% en sus ganancias.

Una de las grandes sorpresas de este arranque de año ha sido Gamesa que ha obtenido un beneficio de 17 millones, frente a los 7 millones del mismo periodo del año anterior. Estas cifras se sitúan en línea con el plan de negocio presentado por la compañía para dejar atrás los números rojos y volver a la rentabilidad.Dentro de este apartado la recuperación del peso de EEUU, junto a la contribución de India y Latinoamérica, en sus cuentas juega una papel muy importante.

Repsol, que ha logrado esquivar el aumento del precio del crudo y el efecto negativo de la divisa, ha presentado unos resultados mejores de lo esperado, con un crecimiento del 27%.

Entre las empresas que todavía se sitúan en números se encuentran ArcelorMittal (-149 millones de euros), FCC (-31 millones) e IAG (-184 millones). La parte positiva es que han conseguido reducir las pérdidas respecto a las de 2013.

Otros puntos destacados

450 millones de impacto de la reforma eléctrica

Los cambios de regulación del sector eléctrico aprobados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy el pasado mes de julio han seguido pesando sobre las cuentas de las compañías energéticas. Solo en el primer trimestre el impacto se ha elevado a 450 millones de euros, una cifra que no incluye a Acciona que publica resultados la próxima semana. La más perjudicada ha sido Iberdrola (255 millones), seguida de Endesa (117 millones) y Gas Natural (76 millones). Esta cifra se suma al efecto negativo del pasado ejercicio, estimado por las compañías en más de 2.600 millones de euros.

Bancos: fin de la sangría de provisiones

El sector financiero ha arrancado el año con unos balances saneados, que ponen fin a la sangría de provisiones de los últimos años, el frenazo en el continuado repunte de la morosidad, la ligera recuperación del negocio tradicional y la mejora de los márgenes como consecuencia del descenso de los costes de financiación. En el lado negativo destacan el efecto del tipo de cambio en los dos grandes, Santander y BBVA, debido al peso de sus franquicias latinoamericanas. Y en el caso del descenso del beneficio de BBVA y de CaixaBank también han influido los menores ingresos extraordinarios.

Regreso de la normalidad al dividendo

Primeros mensajes positivos sobre el futuro de los dividendos de la Bolsa española, después de los años de estrecheces provocados por la crisis. Algunas compañías, como BME o Clínica Baviera, ya han mejorado su retribución al accionista. El primero aumentó el complementario a 2013 en un 8% y el segundo incrementó su dividendo en un 390%. Por su parte, entidades como Santander y BBVA han anunciado que progresivamente retomarán el pago en efectivo, en sustitución al script dividend (abono en acciones) y otras como Bankia han anticipado que en 2015 repartirán dividendo por primera vez.