La City

‘Arigato’, Piqué

Una condecoración por el “esfuerzo y contribución al país, la sociedad y el pueblo japonés”. Con estas palabras, el emperador de Japón, Akihito, ha entregado el viernes en Tokio el Gran Cordón de la Orden del Sol Naciente al exministro español Josep Piqué, durante una ceremonia celebrada en el Palacio Imperial de la capital nipona.

El premio –uno de los máximos reconocimientos que entrega Japón a personas que han contribuido al acercamiento de la sociedad japonesa con otros pueblos– reconoce la labor del expolítico del Partido Popular al frente del Foro España-Japón, que se creó en 1997 como un punto de encuentro de instituciones oficiales y la sociedad civil de ambos países.

Piqué es el único extranjero entre los premiados el viernes con el máximo galardón, que anteriormente fue impuesto a otros españoles como el conservador del Museo del Prado, Juan José Luna Fernández, y a personalidades de la política como el expresidente de la Comisión Europea, Jacques Delors, y el ex secretario general de la ONU Kofi Annan.