Buscan sinergias comerciales

Iberia y British suman fuerzas para elevar ingresos en Latinoamérica

Brasil es el punto de arranque para una mejora de la red comercial

Luis Gallego, presidente de Iberia, con Antonio Vázquez, presidente de IAG.
Luis Gallego, presidente de Iberia, con Antonio Vázquez, presidente de IAG.

Iberia y British Airways van a estrechar relaciones comerciales en el sur de América en busca de mayor potencia de tiro en la captación de clientes. Por separado juegan una difícil partida frente a aerolíneas locales como LAN y TAM, ambas del grupo Latam Airlines, o Avianca. Estas últimas ganan por penetración entre las agencias de viajes, en los clientes corporativos y por cercanía al cliente a través de canales propios.

El plan de IAG en Latinoamérica se asemeja al que British Airways e Iberia están llevando a cabo en buena parte de Europa central y área norte, donde comparten la estrategia respecto al canal de distribución, incluidas oficinas propias, con el liderazgo de la británica. En el mercado suramericano, será la firma española quien lleve la voz cantante, según fuentes de toda solvencia.

Los primeros pasos en la búsqueda de sinergias comerciales se están dando en Brasil, donde las dos aerolíneas de IAG mantuvieron un pulso en 2011 con el sector de las agencias de viaje al rebajar el pago de comisiones. Por entonces, representantes del canal tradicional se quejaban de una rebaja de las comisiones del 6% al 1%, así como de la intención de IAG de saltarse intermediarios potenciando el comercio electrónico.

Por tradición, Iberia ha sido muy activa en llevar pasajeros al otro lado del Atlántico y se ha venido conformando con traerlos de vuelta. Sin embargo, su pretensión es jugar como local para elevar ingresos y mejorar la rentabilidad por asiento operado. Es decir, la competencia se abre mucho más allá de la pelea en Europa con Air France o Air Europa, Iberia cuenta ahora con mejor estructura de costes para el asalto.

Fortalecimiento

La vuelta de tuerca en la estrategia comercial que se está fraguando en el grupo IAG en lo que toca a Latinoamérica coincide con el regreso de Iberia a mercados que en 2012, ejercicio de pérdidas históricas que culminó con el plan de ajuste de plantilla y producción, fueron considerados deficitarios.

Uruguay es uno de los ejemplos, donde Iberia retomará los viajes a Montevideo (Uruguay) a partir del próximo 1 septiembre. Con ello, entrará en el cuerpo a cuerpo que hoy protagonizan Air Europa y Air France.

Analistas del mercado consideran que ese destino no tiene suficiente volumen para las dos españolas y la aerolínea gala, por lo que no sería extraño algún abandono prematuro motivado por las pérdidas. Iberia arrancará con la oferta de cuatro vuelos semanales (unos 2.300 asientos).

La aerolínea ha reconocido que el interés de unir Montevideo con Madrid reside en que el 52 % de los pasajeros de esos vuelos viajan en conexión al resto de Europa. Con ello se trata unir Uruguay con España y de aquí volar a otros países del continente.

Ese mismo 1 de septiembre la compañía que preside Luis Gallego tiene anunciada la vuelta a Santo Domingo (República Dominicana), después de que el recorte de costes acometido convierta en rentable esta ruta abandonada hace año y medio. También se amplían frecuencias a Panamá.

El destino que no contempla Iberia en el corto y medio plazo es el de La Habana. El salto de Madrid a Cuba tiene un alto componente turístico y la dirección de Iberia lo tiene tachado de su lista de destinos prioritarios por más que ha presionado el Ministerio español de Industria.

Iberia y British suman una cuota de mercado entre Europa y Latinoamérica ligeramente superior al 20%. La mayor parte de esa presencia, que es igualada por Air France-KLM, depende de Iberia.

Express pelea con el AVE a Sevilla

Iberia Express vuelve a cargar contra el AVE en uno de sus corredores más importantes: el que enlaza Madrid con Sevilla. La filial de bajo coste de Iberia ha rebajado hasta un 36% sus tarifas, lo que abre la posibilidad a los clientes de encontrar billetes desde 29 euros por trayecto, siempre que se adquiera ida y vuelta, o desde 39 euros si se compra el billete para un trayecto, según informa Europa Press.

Iberia Express opera la ruta Madrid-Sevilla desde su nacimiento y ofrece una media de 20 frecuencias semanales entre ambas ciudades durante la temporada de verano. Los billetes rebajados ya se encuentran disponibles y se pueden adquirir a través de las páginas web de la aerolínea así como del resto de canales de distribución del grupo Iberia y la alianza Oneworld.

Ya en febrero, la firma que dirige Fernando Candela lanzó nuevas tarifas en la ruta Madrid-Málaga. El objetivo reconocido era competir con el AVE con rebajas de precios que llegan hasta un 73%.

El vuelo al aeropuerto de Málaga comenzó a ofrecerse desde 30 euros por trayecto en paquetes de ida y vuelta, y desde 49 euros cuando solo se compra un trayecto.

Además de plantar cara a Renfe, se busca alimentar la red de largo radio de Iberia con punto de partida en la Terminal 4 del aeropuerto madrileño de Barajas.