Presupuesto de 400 millones

Navantia construirá en Ferrol y Cádiz dos buques para la Armada

El presidente de SEPI, Ramón Aguirre, ha anunciado esta mañana en Santiago, junto con el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, que Navantia construirá dos Buques de Acción Marítima (BAM) para la Armada Española, según el encargo realizado por el Ministerio de Defensa, con un presupuesto inicial de 400 millones de euros.

Según han confirmado, “con esta segunda serie de Buques de Acción Marítima no sólo se recupera la contratación por parte de la Armada Española sino que además se asegura la continuidad del programa de los BAM iniciado en julio de 2006”.

De este modo, los astilleros públicos de Navantia en Ferrol construirán un barco para la Armada Española que supondrá una inversión de 200 millones de euros y generará unos 500 empleos durante un periodo de 30 meses en la comarca. El centro de Cádiz hará otro buque “idéntico” que representará la misma carga de trabajo y el mismo desembolso.

Según ha concretado Aguirre, se trata de buques de acción marítima (BAM) con un precio de 200 millones y con una carga de trabajo de 1,1 millones de horas. En el caso de Ferrol, el barco se comenzará construir previsiblemente “después del verano”.

Aguirre ha resaltado que este encargo supone reiniciar los pedidos de la Armada a los astilleros públicos, algo que no se producía desde 2006, y ha señalado que ello augura nuevos buques en el futuro. Feijóo, por su parte, ha resaltado que la comarca de Ferrol tendrá carga de trabajo para los próximos 30 meses con una inversión, entre este y otros barcos, de unos 400 millones, lo que supone “un alivio importante” y dibuja “un horizonte despejado” para el naval de la zona.

En la rueda de prensa, el responsable de la SEPI ha explicado que desde inicios de año esta sociedad y Navantia han trabajado para poner de nuevo en marcha la programación de los BAM y ahora los ministerios de Hacienda y Defensa “han alcanzado la conformidad presupuestaria” para incluir “un crédito extraordinario” con el fin de cubrir este pedido.

Aunque ha señalado que debe ser la dirección de Navantia la que concrete el número de empleos que se generen, ha indicado que “de manera estimada” y teniendo en cuenta anteriores encargos de este tipo de nave, los puestos que se crearán rondarán los 500.

Los barcos que construirán los astilleros públicos serán similares al que la Armada envió al Índico para prevenir ataques a los atuneros que faenan en aguas somalíes, ha indicado Aguirre, que ha explicado que son buques “ágiles” en ataque y en defensa, previstos para una tripulación de 35 marineros, aunque pueden ser ocupados por hasta 110. Cuentan también con una plataforma para un helicóptero y, cuando hacen maniobras de ataque, no es necesario que ningún tripulante se quede en la cubierta.

Repercusión en la industria auxiliar

El presidente de la SEPI ha destacado que el encargo de Ferrol tendrá también “una importante repercusión en la industria auxiliar”, que tendrá “capacidad” de suministrar materiales. Por ejemplo, ha indicado, Indra se ocupa de proporcionar las pantallas de navegación.

Con este encargo, ha añadido, se alcanzará “un altísimo grado de ocupación” en la parte de construcción de los astilleros de Ferrol. En la rama de reparaciones se encuentra en el 98%, ha dicho.

Este barco se suma al pedido para construir un flotel para Pemex, a “la importante aportación al LHD de Turquía” y al 'Monforte de Lemos' --un buque del naviero Fernández Tapias que se está transformando en Navantia--, con lo que son “cuatro grandes operaciones” por un total de unos 400 millones de euros, ha resaltado.

Aguirre ha asegurado que este “reinicio” de los pedidos por parte de la Armada permite prever que habrá “futuros anuncios” de nuevos encargos.

Un buque en Cádiz

El presidente de SEPI ha avanzado que este jueves se desplazará a Cádiz, a la Delegación del Gobierno, para concretar el encargo de un buque “gemelo” al de Ferrol para los astilleros andaluces. “Es idéntico en precio y demás”, ha indicado en respuesta a preguntas de los periodistas.

Por su lado, Núñez Feijóo ha confirmado que este es el “barco gris” que él había avanzado que se construiría en Ferrol y ha trasladado su agradecimiento “especialmente” al presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, puesto que fue una de las peticiones que le trasladó y él “despachó” con el ministro de Hacienda para lograr el encargo.

El presidente gallego ha asegurado que continuará trabajando para “conseguir más carga de trabajo” para Ferrol. Este buque ha sido “el único” asunto tratado en la reunión, en la que no hablaron de la presencia del alcalde de Ferrol en una manifestación en defensa del naval, ha bromeado. “Entendemos que el presidente de la SEPI siempre fue amigo de Galicia; lo demostró con Pemex y con este barco”, ha zanjado Feijóo.