La supresión será gradual

Monago suprimirá el 'céntimo sanitario' y el canon del agua

El presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago.
El presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago. EFE

El presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, ha anunciado la supresión del 'céntimo sanitario' en la región “de manera progresiva” hasta el año 2019, así como la eliminación del canon de agua, que en 2015 se reducirá en un 50 por ciento, y en 2016 dejará de pagarse.

Dos medidas que José Antonio Monago ha anunciado durante su discurso de apertura del Debate sobre el Estado de la Región, que se celebra este martes y miércoles en el Parlamento de Extremadura. En su intervención, Monago ha anunciado además que los 3.400 extremeños que en la actualidad pagan el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y sean familiares directos, podrán elegir entre pagarlo a la Hacienda autonómica o invertirlo íntegramente en pequeñas y medianas empresas extremeñas.

De esta forma, se creará un registro de pymes extremeñas que “cumplirán los requisitos para ser beneficiarios de esta inversión”, ha explicado el presidente, quien ha añadido que con esta facultad de elegir, se ofrecerá a los que deben pagar este impuesto la posibilidad de “convertirse en 'business angels' de la región”.

“Nosotros no creemos en recaudar, como un fin”, sino que “en Extremadura y en los extremeño. De ellos depende si apuestan o no”, ha considerado el presidente regional, quien ha señalado que con estas políticas, la comunidad se está “posicionando dentro de España como una economía fuerte con las ideas bien claras que renueva las políticas con sus contribuyentes”, ha señalado. 

En su intervención, el presidente extremeño se ha mostrado partidario de “impuestos bajos”, y así ha anunciado que desde 2015, el Gobierno regional va “a suprimir a todos los extremeños el céntimo sanitario que implantó el anterior Gobierno en 2010”, algo que realizarán, como ya anunció hace unos meses, “de una manera progresiva”.

En concreto, según ha explicado, “en 2015 al echar la gasolina van a dejar de pagar 8,7 millones de euros”, y “a partir de ahí, cada año hasta 2019, los extremeños dejarán de pagar seis millones y medio de euros”, ha señalado Monago.

Respecto al canon del agua, Monago ha anunciado su “supresión total”, de tal forma que en 2015 se va “a reducir en un 50 por ciento y en 2016 dejará de pagarse”, ha dicho. Además, el presidente extremeño ha reiterado que el Gobierno regional va “a reducir también en un 50 por ciento los impuestos autonómicos a todas las nuevas empresas que se instalen en Extremadura y a las que realicen nuevas inversiones o ampliaciones en nuestra Comunidad Autónoma”.

Una reducción de impuestos que “va a permitir a una pequeña y mediana empresa ahorrarse hasta 20.000 euros”, una medida que se incluirá en la la Ley de Apoyo al Inversor que presentarán antes de final de año en el Parlamento. Tras anunciar estas medidas fiscales, Monago ha señalado que con ellas, los agricultores, ganaderos, regantes, autónomos, pequeñas y medianas empresas y ciudadanos en general “recuperarán 17 millones de euros”, y ha aseverado que “cuando se es un Gobierno serio, uno cumple lo que promete”.

Se trata de una “bajada de impuestos amplia y directa de casi 26 millones de euros en 2015”, ha señalado Monago, quien ha añadido los “24 millones de euros que se han materializado durante 2014”.

De esta forma “vamos a dar un salto cualitativo para fijar Extremadura en la mente de los inversores como una región atractiva y amable para el bolsillo de los contribuyentes”, ha aseverado el presidente extremeño, quien ha aseverado que “nunca nadie hubiera imaginado que en tan sólo tres años”, la comunidad extremeña tendría “la economía más saneada del país”.

En ese sentido, José Antonio Monago ha avanzado que está “dando los pasos necesarios para que seamos la región con los impuestos más bajos de España”. En su intervención, Monago ha recordado que Extremadura es la comunidad autonómica “con menor déficit de España” y “con menor deuda por habitante”, y es la región que “lidera ya la recuperación económica de España”,

Monago ha señalado que a pesar de los datos del paro conocidos este martes, y que destacan que el desempleo bajó en abril en Extremadura en 6.380 personas, para el Ejecutivo regional “no es suficiente”, ya que “tras la esperanza de estas cifras, todavía hay muchas personas que tienen que incorporarse a un puesto de trabajo”.

En ese sentido, el presidente extremeño ha invitado a todos los grupos políticos y a los agentes económicos y sociales a que “se sumen a esta tendencia favorable en materia de empleo”, por lo que se ha mostrado “dispuesto a escuchar nuevas propuestas, pero no a aplicar las mismas políticas que nos arruinaron en la legislatura anterior”, por lo que ha pedido “concreción” a la oposición.

De cara al futuro, el presidente extremeño ha avanzado que cuenta con “una hoja de ruta muy clara” que les “permite planificar y cumplir objetivos: Extremadura 20/20, en los que “la fiscalidad, la innovación, la educación, la financiación, las infraestructuras, la internacionalización, la competitividad y la especialización inteligente forman parte de nuestros programas, nuestras iniciativas, nuestra creatividad y nuestro lenguaje”.

Así, Monago ha invitado a los grupos a que “se sumen a ello como ya ha hecho toda la sociedad civil extremeña”, y en ese sentido ha avanzado que el Gobierno del PP en Extremadura va a continuar con su “esencia” de “combinar la estabilidad presupuestaria con políticas de crecimiento”, lo que le permitió en 2013 “ser la única Comunidad Autónoma que redujo los impuestos, bajando el IRPF al 90% de los extremeños”.