Industria sostiene que la eléctrica ha renunciado al proyecto y esta lo niega

Endesa recurrirá la expropiación de una central canaria que pasará a REE

Analizará la orden que se publica hoy para recurrirla

El trasvase era una posibilidad incluida en la ley eléctrica canaria

José Folgado, presidente de REE, y el ministro de Industria, José Manuel Soria.
José Folgado, presidente de REE, y el ministro de Industria, José Manuel Soria. Efe

El Gobierno tiene previsto publicar hoy en el BOE la orden del Ministerio de Industria, según la cual, Endesa renuncia a la central de bombeo de Chira-Soria en Gran Canaria, una planta de generación que pasaría al operador del sistema, REE. Endesa niega que haya renunciado a un proyecto que ganó en un concurso convocado en 2011 por el Cabildo Insular y considera que la supuesta renuncia “es una interpretación libre que ha hecho el ministerio” sobre la situación.

La eléctrica está a la espera de analizar la resolución del departamento que dirige José Manuel Soria para recurrirla ante los tribunales pues, insiste tajantemente, que no he renunciado a la planta. La ley para la garantía del suministro e incremento de la competencia en los sistemas eléctricos insulares y extrapeninsulare que entró en vigor el 31 de octubre, establecía que, en el futuro ninguna compañía con más del 40% de cuota de mercado podrá hacer nuevas inversiones en las islas, lo que deja a Endesa fuera de juego.

En el caso del Chira-Soria, Industria estableció un calendario de obras y la aportación de un aval. Al no haber cumplido estas exigencias, el ministerio considera que la eléctrica ha renunciado al proyecto. Una vez publicada la orden, esta fija un plazo de seis meses para que Endesa y REE lleguen a un acuerdo sobre el precio de venta según los costes en que haya incurrido la primera en el proyecto. De no llegar a un acuerdo, la CNMC designaría a un árbitro independiente, que tendrá un plazo de tres meses para fijar un precio vinculante para ambas partes.

A finales de noviembre, la eléctrica pidió una ampliación del plazo para cumplir con las condiciones impuestas y, una vez que se le denegó, presentó un escrito pidiendo aclaraciones sobre las dudas que le planteaban nuevas condiciones que se le imponían. Especialmente dos: cuál sería la retribución de un proyecto que podría ascender a 252 millones de euros, pues la que se había fijado era provisional y, dado que lo ganó en un concurso que ya le obligó a presentar un aval, si este le servía o debía aportar uno nuevo.

Aunque el ministerio respondió al escrito de Endesa, sus responsables aseguran que este no le resolvió las dudas y, tras presentar un recurso de alzada el pasado febrero, que le fue rechazado, dicen haberse enterado por la prensa del desenlace final. A través de una nota remitida exclusivamente a los medios de comunicación canarios, Industria anunció el trasvase de la polémica central a REE el pasado jueves. Endesa participa en otra planta de bombeo de menor tamaño, en la isla del Hierro, la de Gorona del Viento, pero al estar construida no le afecta la nueva ley eléctrica canaria, que también ha sido recurrida por la compañía ante la UE.

Según informa Endesa, desde que ganó el concurso al que se presentó en solitario y en el que obtuvo 99 de los 100 puntos posibles, ya ha iniciado los trámites para obtener la autorización administrativa y la declaración de impacto ambiental; ha desarrollado los estudios complementarios de ingeniería; ha tramitado el punto de conexión a la red de transporte;las especificaciones para la contratación de las obras y ha pagado al Consejo Insular de Aguas los cánones preceptivos.

Dos regasificadoras para Enagás

El traspaso de las plantas de bombeo canarias es una vieja reivindicación del operador del sistema pues, aunque este no puede generar y estas plantas son productoras de electricidad, según REE, optimizan la operación del sistema y forman parte de la misma. Endesa, que siempre ha sostenido que es ilegal que REE tenga activos de generación, ha sido acusada de haber ralentizado las inversiones en estas infraestructuras.

También las participaciones de la eléctrica en las dos regasificadoras proyectadas en el archipiélago (en Gran canaria y Tenerife), deben pasar obligatoriamente al operador del sistema gasístico, Enagás. Estas regasificadoras las promueve Gascan sociedad en la que participa Endesa, con un 47%); la propia Enagás, con el 42%, y el Gobierno canario, a través de Sodecan, con un 11%. En este caso, no se atisba el conflicto desencadenado con la planta de bombeo de Gran Canaria, y se trata más bien de una cuestión de valoración económica.

En abril del año pasado, Enagás hizo una oferta a Endesa por su participación, pero tras la aprobación de la ley eléctrica de las islas en octubre, retiró su oferta y presentó otra en la que valoraba los proyectos un 70% por debajo de lo ofrecido inicialmente, según Endesa. Según la orden que se publica hoy en el BOE, si en el plazo de tres meses no hay un acuerdo sobre el precio, la CNMC designará a un árbitro independiente que determinará el valor de las regasificadoras a expropiar, cuya retribución tampoco ha sido dada a conocer por Industria.

Endesa apelará a la primera oferta de Enagás para unas plantas cuyo destino principal será la producción de energía en los ciclos combinados de 400 MW que la eléctrica tiene en Tenerife y Gran Canaria.