Fórmulas para los pequeños inversores

Cómo sacar partido de las opas y contraopas

Cómo sacar partido de las opas y contraopas

Los pequeños inversores tienen la oportunidad de ganar con las batallas de las empresas para controlar a sus rivales. Las opas y contraopas, propulsadas o no por los poderes políticos, abren la puerta a sacar partido de las eventuales subidas en Bolsa de las dianas de las ofertas. Las británicas AstraZeneca y GlaxoSmithKline, la alemana Merk, las estadounidenses Time Warner Cable y DirectTV y las francesas Lafarge, Holcim y Alstom están bajo los focos del mercado. Son ofertas por la totalidad de sus negocios o por una parte de ellos, y ya han sido aceptadas o aún están pendientes de un desenlace. En algunas, puede haber margen para ganar dinero.

P. Alstom sube más de un 50% en Bolsa desde que se conoció el interés de General Electric (GE) en su división energética, y AstraZeneca un 15% desde que se publicó la oferta de Pfizer. ¿Hay margen para ganar dinero en Bolsa con ellas?

R. La posibilidad de que se recrudezca la batalla por controlar ambas empresas está encima del tapete. Pero invertir a la espera de contraofertas o de mejoras supone un mera apuesta.

P. ¿Cuáles son los escenarios que se abren en estas compañías?

R. AstraZeneca ha rechazado la última oferta de Pfizer, y Londres ha dejado entrever que dará la batalla por lograr que la farmacéutica permanezca en manos británicas. Ahora, hay tres opciones. Primera, que Pfizer mejore la oferta para convencer a los accionistas de AstraZeneca, lo que implicaría más alzas en Bolsa. Segunda, que la británica busque un caballero blanco que lance una oferta alternativa. Y tercera, que los intereses políticos bloqueen la operación y no haya contraofertas. Esta última opción cerraría la puerta a más subidas. En Alstom la situación es comparable; la principal diferencia es que, en este caso, la francesa sí ha aceptado la oferta de GE. Si Siemens mueve ficha podrá ampliarse su escalada bursátil.

P. La farmacéutica estadounidense Allergan ha recibido una oferta hostil por parte de su rival canadiense Valeant. ¿Hay margen de que haya una mejora de precio o de una contraopa?

R. Esos son los objetivos de Allergan, según recoge Bloomberg. La opa actual valora la estadounidense en unos 162 dólares por acción, por debajo de su cotización del viernes, que superaba los 168 dólares. La compañía sube más de un 50% en el año, y la posibilidad de que se prolongue la escalada depende de si encuentra o no a un caballero blanco.

P. En las ofertas que disponen de casi todos los vistos buenos, como la de Comcast por Time Warner Cable (TWC), ¿hay margen de ganar dinero?

R De entrada, la oferta por TWC es en acciones, por lo que no puede conocerse de antemano cuál será el importe final que recibirán los accionistas de la filial de cable de Time Warner. Actualmente, la prima sería de un 5%, de acuerdo a los precios por acción del viernes de ambas compañías. El cierre de la operación, en todo caso, está condicionado a que se obtengan las pertinentes autorizaciones regulatorias. Y existe el riesgo de que se bloquee o se modere la compra por riesgo de monopolio. La conclusión de la transacción, además, está prevista para finales de este año. Los riesgos que penden sobre ella y el largo periodo que queda para que finalice desaconsejan, al menos de entrada, comprar acciones de la compañía estadounidense.

P. ¿Qué implica comprar acciones cotizadas en Bolsas extranjeras?

R. De entrada, no todos los brókeres ni los bancos ofrecen la posibilidad de invertir directamente en renta variable extranjera. Hay que tener en cuenta, además, las comisiones de intermediación, por lo general más elevadas que las aplicadas para operar en la Bolsa española. Las implicaciones fiscales son otra clave. Las ganancias obtenidas en una compraventa –ya sea vendiendo en el mercado o a la empresa que lanza la opa, si esta paga en efectivo– estarán sometidas a las reglas tributarias españolas. Es decir, los beneficios obtenidos en un año o menos se gravarán en el impuesto sobre la renta al tipo marginal del contribuyente (hasta el 56%) y los logrados en un plazo superior a 12 meses, pagarán entre el 21% y el 27%, en función de su importe. En el caso de que la compensación sea en acciones, no se tributará hasta que se vendan los títulos. Si la oferta es mixta –con acciones y efectivo– habría que calcular el valor de mercado de las acciones recibidas y sumarlo al dinero en efectivo. A partir de ahí debería hallarse la ganancia patrimonial y declararla.

P. ¿Habrá oportunidades de entrar en cotizadas españolas que puedan ser la diana de una opa?

R. Las operaciones corporativas en España se han acelerado y el mercado prevé más. “Muchos inversores se han posicionado desde hace tiempo en Jazztel, a la espera de un oferta de Orange, y en otros momentos, en BME, Gas Natural, Bankinter, Prosegur y otras”, señala Rafael Romero, de Unicorp Patrimonio. El experto no descarta que pueda haber operaciones en estas empresas, pero desaconseja “pagar un sobreprecio por una posibilidad de operación que quizás nunca llegue”. Juan José Fernández Figares, de Link Securities, señala que es complicado recomendar sectores o compañías concretas a los pequeños inversores. “Lo único que se les puede aconsejar es que busquen compañías con buenos fundamentales y que no estén controladas por un núcleo duro de accionistas que se pueda oponer a una operación”, señala.

P. ¿Hay formas alternativas para sacar partido de las opas, al margen de la de invertir directamente en las cotizadas?

R. Diego González, socio director de la Eafi Bull4All, recomienda el fondo EdR Europe Synergy, especializado en compañías europeas que se pueden beneficiar de operaciones corporativas. Dentro de sus posiciones destacan empresas como UBS, Sanofi, Nokia y Zodiac Aerospace. “El fondo es una buena aproximación sobre los sectores que pueden mostrar más operaciones”, según González.