Diego Álvarez, director para el sur de Europa de IHG

“En España no hacen falta más plazas hoteleras”

Diego Álvarez, director para el sur de Europa de IHG.
Diego Álvarez, director para el sur de Europa de IHG.

Lleva el día a día de los hoteles Intercontinental Hotel Group (IHG) en España y Portugal. Esta cadena es una de las más grandes del mundo, ya que cuenta con 4.600 hoteles. En la Península tiene 51 de ellos: 39 en España, 12 en Portugal y uno en Andorra. Es una multinacional con un portfolio de nuevas marcas: Intercontinental, Indigo, Crowne, Holiday Inn, Staybride, Candlewood, Even Hoteles y Hualuxe Hoteles.

Pregunta. Acaban de inaugurar el hotel Indigo en Madrid. ¿Cómo define esta enseña?

Respuesta. La marca Indigo es nuestra boutique, la niña bonita, hoteles de 90 a 100 habitaciones en el centro de las grandes ciudades, destinados fundamentalmente al segmento de mercado de ocio. Su singularidad es que beben del barrio donde están. Absorben su sabor, ya sea en Londres o en Berlín. El de Barcelona se basa en la obra de Gaudí y el de Madrid, en la Gran Vía. En las habitaciones del Indigo Barcelona hay un mural en cada una de ellas con obras del arquitecto catalán, y en Madrid es un homenaje a la luz, a cómo cambia la Gran Vía a lo largo del día.

P. ¿Tienen planes de abrir más?

R. Buscamos oportunidades, pero de momento no hay más planes concretos. En la mayor parte de las grandes ciudades españolas no se necesitan más camas. La estrategia no es abrir nuevos hoteles, sino convertir hoteles a nuestra marca, otorgándoles un plus de calidad. Firmar hoteles que den rentabilidad a sus propietarios. Como acabamos de hacer con el antiguo Fira Center de Barcelona, que se ha transformado en un Crowne Plaza. O el antiguo Hotel Velada, que ha pasado a ser Holiday Inn Madrid Alcalá, igual que en Las Tablas (Madrid).

P. ¿Qué define a la marca Holiday Inn? ¿Y Holiday Inn Express?

R. Es el segmento de hoteles de servicio limitado, dirigidos a clientes de negocios y familias. Muchos se sitúan en parques empresariales, con buen desayuno, cama cómoda, buena ducha. Cuida a las familias porque cuentan con habitaciones comunicadas y los hijos hasta los 18 años son gratis, si comparten habitación. En el precio se incluye el desayuno. La expansión de esta marca ha sido bastante grande en España, ya que hay 32 hoteles y el primero se abrió a finales de los ochenta. Son alojamientos de categoría superior a las tres estrellas, 24 son Holiday Express, 8 serían de la línea Holiday Inn.

P. Tienen tres hoteles Intercontinental. El de Madrid está en venta. ¿Cómo afecta al negocio?

R. Otros dos grandes hoteles del grupo, de la enseña Intercontinental, el New York Barclay y Dubái, se han vendido, pero el cliente no lo ha notado. Se ha firmado un acuerdo por 50 o 60 años con los nuevos propietarios. El hotel seguirá funcionando con la marca IHG.

P. ¿Hay muchos hoteles con el cartel de se vende?

R. España, en su día, creció mucho en oferta hotelera y ahora nos encontramos con el doble problema, la construcción y los hoteles. No añadiremos oferta por firmar. Estudiaremos cualquier oportunidad, como ha ocurrido con Indigo.

P. ¿Cuál es su modelo de negocio?

R. El 85% del negocio es franquicia. Tenemos muy pocos hoteles en propiedad o en gestión directa. Estamos acostumbrados a trabajar con muchos propietarios, nuestros compañeros de viaje. Es el sistema que se está imponiendo.

P. ¿Qué puede enseñar una cadena internacional a los hoteles españoles?

R. Yo pienso que un país con la tradición turística que tiene España tiene mucho que enseñar. La calidad de los hoteles es muy buena. Se podrían mejorar los canales de venta directa, a fin de aumentar la rentabilidad del negocio.

P. ¿Qué aporta una casa como IHG?

R. Ofrecemos a nuestros propietarios una ingeniería potente, una marca internacional con una plataforma importante, unos estándares de calidad. Escuchamos a los clientes. Queremos saber qué piensan, cómo viven la estancia y mejorar lo que nos piden. Contamos con el programa de fidelización hotelera más grande del mundo con más de 71 millones de miembros.

“Madrid debe imitar a Londres en promoción turística”

P¿Qué opina de la reforma fiscal en turismo?

R. Más que la reforma fiscal, nos preocupan los planes de promoción turística. Madrid debería imitar lo que ha hecho París, Londres o Barcelona. Los hoteles de Madrid están sufriendo mucho. ¿Qué ciudad de Europa tiene una calle con tres museos importantísimos (Prado, Thyssen y Reina Sofía)? No hay ciudad en Europa que lo tenga. El casco antiguo y el Palacio Real no se venden como se debería. Madrid es una ciudad de compras, en la que se puede comprar los siete días de las semana. ¿Por qué no vendemos eso?

P¿Podrían subir este año los precios de los hoteles?

R. Somos moderadamente optimista. En Madrid tendrían que subir aunque es difícil que lleguen a los valores de 2006, pero poco a poco deberían ir al alza porque la rentabilidad de los hoteles está muy afectada. En Barcelona podrían elevarse ligeramente.

P ¿Tienen dos hoteles en La Manga? ¿Crecerá en la costa?

R. Tenemos más hoteles urbanos que en la costa. Se valoran posibilidades y proyectos. Un edificio emblemático, simbólico, ¿por qué no?

P¿Cómo ha cerrado el negocio el grupo?

R. El crecimiento del ingreso por habitación disponible respecto a 2012 es del 3,8% a nivel mundial y en lo que se refiere a Europa ha aumento el 1,7%. Ha sido una de las regiones que más ha sufrido. En España, con lo que está cayendo, no ha sido un mal año. Se ha mantenido el de negocio y esperamos que mejore en 2014.

P. La compañía cotiza en Londres. ¿Qué previsiones tiene para la acción?

R. Los ingresos por habitación en 2013 ascendieron a 1.903 millones de dólares y se repartieron más dividendos entre los accionistas. Las perspectivas para 2014 son mejores. Si la Bolsa actúa en consonancia, esperamos revalorización de la cotización. Los 10 principales mercados representan el 85% del crecimiento del negocio. Contamos con 4.600 hoteles, 208 en China y 679.000 habitaciones a lo largo de cien países. En los planes de desarrollo hay más de 1.000 hoteles.