La elevada demanda permite reducir el interés

La Caixa coloca 1.000 millones en deuda sénior a cinco años al 2,37%

Sede de CaixaBank.
Sede de CaixaBank.

La Caixa ha colocado 1.000 millones en una emisión de deuda sénior, según anunció la entidad en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Los bonos tienen un vencimiento de cinco años y la entidad pagará por ellos una rentabilidad del 2,375%. El interés supone una prima de 155 puntos básicos sobre el midswap, el índice de referencia para estas emisiones, mejor de lo previsto inicialmente debido a la elevada demanda de los inversores, que alcanzó los 3.500 millones de euros. Esta sobredemanda permitió rebajar 15 puntos básicos el interés inicial de la emisión.

La emisión de deuda sénior se dirigió a inversores institucionales de España y del extranjero y la demanda superó en 3,5 veces la oferta, según el documento. Los bancos colocadores fueron CaixaBank, Barclays, Citi, JPMorgan y Morgan Stanley.

El tipo de interés de los bonos a cinco años colocados ayer por Caixabank es superior al 1,675% que se paga en el mercado secundario por la deuda soberana española al mismo plazo, prueba del apetito de los inversores internacionales, que siguen viendo recorrido en los bonos de los países de la periferia europea a pesar del rally registrado desde el verano de 2010.

La buena acogida de la emisión muestra la mejora de la confianza en el sistema bancario español. En este sentido, la agencia de calificación Fitch elevó ayer la nota de CaixaBank, La Caixa y otras cinco entidades españolas: BBVA, Banco Cooperativo Español, BMN, BFA y NCG, tras hacer lo propio con la calificación crediticia de España que subió a a BBB+. Fitch valoró la mejora de las perspectivas económicas y las condiciones financieras, el progreso en la reducción del déficit público.