Para facturar 700 millones

CIE despedirá a mil empleados en Brasil y abrirá su innovación

Trabajadores de una de las diez plantas de CIE Automotive en Brasil.
Trabajadores de una de las diez plantas de CIE Automotive en Brasil.

CIE Automotive sigue en Brasil la tendencia de otras multinacionales industriales, que han constatado la pérdida de competitividad del país carioca. Despedirá a mil de sus empleados en Brasil (el 22,22% de una plantilla integrada ahora por 4.500 empleados), pero mantendrá su red fabril de diez fábricas. Es una adecuación de esa estructura a las nuevas condiciones del mercado brasileño, cuyas matriculaciones descenderán a niveles de dos dígitos durante este año y el próximo, según los cálculos de Antón Pradera, presidente de CIE Automotive.

Europa vuelve
Pero si la corporación con sede en Bilbao reduce sus activos en Brasil, CIEconfía en la recuperación este año del mercado de las cuatro ruedas en Europa, donde concentra la mita de sus ventas (una facturación total de 1.760 millones en 2013, un 8,5% más sobre 2012). Y quiere dar un paso más con la creación de una división de servicios de mantenimiento, no sólo para la industria, sino también para otros sectores, como los de salud y seguridad. Todo a través de Dominion, su participada en el sector de tecnologías de la información, y de Beroa, especializada en el ámbito de sistemas de calor para el sector fabril.

Pradera cuantificó en 700 millones la facturación anual a la que puede acceder esta nueva área a corto plazo, que en principio estaría integrada por 6.000 trabajadores (sobre la plantilla total de 25.000 empleados del grupo). Y el planteamiento es que pasen a esta división más operarios, no sólo de CIE sino también de Dominion y Beroa.

Si Brasil sigue a la baja en automoción y otros sectores por sus altos sueldos, México es prioritario para CIE, donde ha abierto recientemente tres nuevas fábricas de componentes para dar respuesta a nuevos pedidos valorados en 150 millones de dólares (unos 108 millones a los actuales niveles de cambio).

Simplificación tras la integración de Mahindra

CIE Automotive no quiere complicarse la vida y sí simplificar su exposición a los mercados bursátiles. Así explicó Antón Pradera, presidente del grupo vasco, la OPA de exclusión lanzada sobre su filial brasileña Autometal, que cotizaba en la Bolsa de Sao Paulo, durante la junta de accionistas celebrada ayer en Bilbao. No será por falta de presencia en las bolsas internacionales (también las de Madrid y Bombay, tras la compra de parte de los negocios industriales del grupo hindú Mahindra). CIE Automotive anunció ayer que cerró el primer trimestre de 2014 con resultados récord. Ganó 19,4 millones netos (un 14,2% más, sobre el mismo periodo del ejercicio anterior) con unas ventas de 530,7 millones (incremento del 27%).